El piso de arriba – Parte III

Escuche al rato, el agua
escurriendo por la tubería,
la imagine saliendo de la bañera
con toalla en mano y su salidera,
secando suavemente su cuerpo
como pretendiendo que el cansancio
se fugara de su mente y de su alma,
poniéndose unas medias largas
para caminar descalza por su piso, 
en que solo la música se escuchaba.

Me detuve, pensé en ese instante
cuanto tiempo hacia que sin saberlo,
estaba curioseando su intimidad
aunque ella no lo supiera, con una mirada
en la que se advertía una sexualidad imaginaria.

Pero no había en mí, reacciones eróticas
solo primaba la íntima satisfacción
de describir por sonidos su vida misma,
aunque me faltaran páginas de su biografía.

Reflexione 
me pregunte si mis amigos
aceptarían el contenido de mi historia,
cuando siempre me importo un carajo 
la opinión de los demás, 
entonces volví a preguntarme 
que buscaba realmente ,
sería algo más que pretender ser 
el coautor anónimo de una obra 
o pretendía sin darme cuenta,
apropiarme del mundo 
de los sueños y deseos,
de esa mujer del piso de arriba. 

De golpe, fue como si mis oídos
dejaran de escuchar lo que sucedía,
tan preocupado estaba que no pare 
de pensar en todo ello,
cuando caí vencido en la cama
hasta que el sueño me venció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s