El piso de arriba – Parte VI

Hoy domingo y se lo deje
el jueves pasado, 
sin noticias, día tres
lo que podía ser posible.

Quizás se dio cuenta
aunque no supiera
como lo hacía,
que la debía espiar ya que
de la nada yo no podía saber,
la música que frecuentemente
solía escuchar a la mañana
y al atardecer, cuando llegaba.

Me veo en el espejo
como un pervertido,
y me sorprende verme
a mí mismo tratando de deshacer
lo que ya no tiene remedio.

Que pensara, que supondrá
Quizás que la miraba a través
de un visor colocado
en un agujero que yo había hecho
en la loza del techo el que 
a la vez era el piso de arriba. 
¿O que le había 
puesto una cámara?

No había demasiado
en lo que le deje
para que me denuncie,
solo una corta misiva
y una bella grabación
con contenido musical.

Me estoy poniendo
creo más que un poco paranoico.
Uff…el timbre ¿Quién será?
Debo dejar de escribir
y seguir con esto, luego.
Mis sienes palpitan,
como si entrara en pánico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s