El piso de arriba – El final

Más que sorprendido
vuelvo a sentarme,
para seguir escribiendo,
sin abrir aun el sobre
que pegado a la puerta,
me estaba esperando.

Pero hay una extraña
tranquilidad que me envuelve,
será quizás la fragancia
que desprende ese sobre,
junto a un inesperado y extraño
temblor en mis manos.

Comienzo a abrirlo
encuentro una nota,
escrita con letra delicada
y extrañamente cursiva,
no habitual hoy en día.


Comienza con un simple
“querido joven del piso de abajo”,
-me he sentido halagada
de recibir tan hermoso
y tan bien ejecutado regalo,
no solo por su contenido
siendo por casualidad, la música
que me acompaña cada día-.

Suspiro, sonrió y pienso
levantando la mirada, 
veo que le agradaron las melodías
que grabe con mi viejo saxo,
ese reluciente instrumento
que tengo desde adolescente.

Sigo leyendo, y al hacerlo
mis ojos se niegan a creer
todo lo que sigue a tal gratitud,
va desgranando sus comentarios
en una suave prosa que dice
-“tu bien sabes donde vivimos
y de la antigüedad del edificio,
seguramente tu escuchas
como lo hago yo, cada día
la intimidad de los otros”-.

-En mi caso, la pareja de ancianos 
que vive en el piso de arriba
se regañan mucho y a menudo
elevando sus voces muy seguido
así que bien sabrás imaginarte,
que los conozco como nadie
jamás podría siquiera suponerse-

-¿Recuerdas aquella vez,
que nos cruzamos en el palier?-

-No te voy a engañar, “joven de abajo”
que al verte, creyendo conocerte
como alguien del pasado reciente,
baje la vista cuando me saludaste.-

-Sabes bien que como ejercicio
entre otras de su rutina diaria,
el encargado conoce vida y obra
de cada uno de nosotros,
y al ser tan poco reservado
creyendo que el saber del otro,
inflama aun mas su ego de poder 
poco tuve que esforzarme,
en preguntarle y saber quién eras
que hacías, en que piso vivías.-

-A partir de allí y conociendo 
la acústica de nuestros muros,
inicie un acercamiento sonoro
hacia ti que llegara a tus oídos,
porque bien sabes de aquello
“que la curiosidad mata al hombre”.-

-Fue la seducción en juego
con un final casi anunciado,
pero igualmente incierto
ya que no podía saber
si actuarias según mis cálculos.-

-Pero bueno, aquí estamos
seguramente tu leyendo
estas líneas, sintiéndote molesto.-

-Pero no te sientas así, mi seductor
“amigo de abajo” no debes hacerlo,
porque también tú me agradas.-

-Mira si no es así, que no solo acepto 
encontrarme contigo el día después 
de este demonio que nos ha invadido,
sino ademas te invito a que juguemos
vía skype a comenzar a conocernos,
e iniciar esa aventura a la que casi todos
en tiempos de total aislamiento,
la llaman sutilmente “sexo virtual”.-

-Qué opinas?  Beso y abrazo.-
“Vivi” 1563565145 vvsaenz@yahoo.com

Mis brazos en jarra caen
a ambos lado de mi cuerpo,
aun sosteniendo la misiva.

Que puedo decir, luego de leerla.
Me siento no tanto, como aquella 
antiquísima novela de Villar, 
best seller  como “el varón domado”
pero si como un prisionero,
convertido en un instrumento
en su propia telaraña enredado,
por alguien que tuvo el control
desde el primer momento
en un inesperado e imaginario juego.

Bueno, prefiero dejar de imaginar…
Mejor encontrarme con la realidad que me aguarda.
..

4 comentarios sobre “El piso de arriba – El final

  1. Me encantó tu texto. Desde el inicio con ese juego de sonidos perdidos por las paredes buscando reconocerlos, definirlos e imaginando los movimientos y la forma de ser de esa persona hasta idealizarla. Que bonita y peligrosa es la idealización de aquellas personas a las que no se conoce, a las que te imaginas y las llenas de perfecciones, aficiones compartidas y sueños mutuos.
    Después esa duda de sí mismo, de la ética de su comportamiento hasta decidirse por ese arriesgado paso en el que la realidad se puede volver en tu contra hasta que llegas a ese giro final, ese golpe de verdad inesperado que siempre desconcierta y despierta de la ensoñación en la que uno mismo se ha introducido. De verdad que disfruté todas y cada una de las partes del relato, me parecieron estimulantes, gráficas y de una gran sensibilidad. Mi sincera enhorabuena por este escrito.Un gran saludo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola, me engancho muchísimo los he leído todo , si bien es cierto que con lo bien que has sabido plasmar entre letras el arte de seducir, me ha chafado un poco la concreción del sexo virtual, creo que era innecesario, ya se entendía o daba a la imaginación como todo lo que has escrito, muchísimas gracias por entretenernos con tus letras, que han sido magnificas. Un abrazo!!

    Me gusta

  3. Hola; muchas gracias por tu comentario. Tienes razón quizás si, no era necesaria esa referencia. Hubiera aprovechado para dejar abierto el final. Pero bueh…la asocie al aislamiento y al no contacto por la pandemía, Pero debí darle el lugar a la chica de arriba de astuta y no tan lanzada. Un cálido saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s