¿La moral? ¿Dónde está?

Toda creencia o mito aparece hoy, como solución al karma diabólico de por si negativo, que es la pandemia.
Así recibí hoy; un chat en que decía “Nuestro gobierno cerro el país el pasado veinte seis de marzo, mientras en un versículo bíblico dice; “Ve  pueblo mío, entra en tu casa y cierra las puertas detrás de ti. Escóndete un poco, hasta que pase la ira del Señor”, dice el versículo correspondiente a Isaías 26:20 en lo que para muchos significa una profecía de lo que sucede en gran parte del mundo en la actualidad. Y más allá de esto, algunos dicen “El Señor ordeno un encierro durante la Pascua en Egipto… cuando El Ángel de la muerte paso, donde los israelitas estaban protegidos por la sangre del cordero”. El pasado 16 de abril es cuando finaliza la Pascua y en esa fecha se terminó la primera cuarentena. 21 días es el 16. Esto es increíble!! (SIC)

Luego un mensaje; existen creyentes que dicen que a partir de hoy y durante 90 días, el sol se estará expandiéndose sobre la conciencia de todos, actuando sobre el ADN, emanando mucho amor. Los controladores que no nos quieren despiertos y activados LO SABEN, por eso quieren a la gente encerrada. Y no es casualidad que en esta época el Sol esta tan activado generando radiaciones de amor tan poderosas para que se lleve a cabo la ASCENCIÓN HUMANA de acuerdo al PLAN DIVINO para el que fuimos destinados, se hayan puesto de acuerdo y para atacarnos con esta Pandemia y aislarnos encerrados en casa, para alejarnos de recibir estos maravillosos códigos sagrados. Párense frente al sol, salgan donde la luz solar mata las cepas o larvas de todo el cuerpo. Miles de Códigos de Luz están golpeando el planeta para que lleven a cabo todas las actualizaciones de ADN. Hay que mirar al sol tanto cuando sale como cuando se pone, como lo hicieron los egipcios hace miles de años. La glándula pineal se activa mucho más y se nutre cuando miras directamente al sol. Quédate en el amor. Quédate en el amor y la compasión. Si no hay sol afuera, cierra los ojos e imagínalo con tu tercer ojo.” (SIC)

Siempre he sabido que la radiación ultravioleta puede dañar nuestro ADN- pero vaya uno a saber-.

Y luego de esto, se imaginaran que pocas ganas tengo de polemizar sobre las profecías de Nostradamus (TERCER SIC). Cada cual, es dueño de creer en quien crea, por algo todos sin excepción somos dueños de nuestro albedrío. 

Ahora bien, ya anteriormente en forma anticipada y luego reiterada, escribí suponiendo ciertas teorías conspirativas, fundamentado en el “ver para creer”.

Si bien trato de no estar conectado tanto con lo periodístico, la información en forma de metralla nos dice que tanto la nicotina, el plasma, la inmunidad del contagiado asintomático y tantas otras e innumerables falacias, darán al mundo el poder lograr la cura o la milagrosa vacuna. Esa misma información que amplía con todo el morbo posible, construye un ranking de los números de contagios de cada país, como así el número de muertos, como si a alguien en su sano juicio le interesara saber quien va en el primer o en último lugar, cuando miles de personas no pudieron siquiera, despedirse de sus muertos.

Me tienen harto con el aplanamiento de la curva, de los recuperados, que pueden servir como donantes para inmunizar a los que por miles, seguirán contagiándose. O colocar como prioridad mantener “protegidos” a aquellos considerados adultos mayores –cuando en la cultura occidental se los excluye permanentemente-. Ahora como si fuera novedad, la hipocresía de la sociedad se aterra de lo sucedido con aquellos internados en geriátricos, que se han contagiado porque sus hijos o nietos (salvo excepciones por alguna discapacidad severa), les resultaba una molestia tenerlos en su casa y los dejaron a su suerte. Ahora los funcionarios ineptos, abundan en declaraciones en cuanto a extremar el control de esas instituciones, que se cuentan por miles, siendo imposible de realizar. Como tantas otras cosas, la memoria colectiva sufrirá una amnesia y se olvidara de ello. Hasta que vuelva a suceder algo similar y servirá para volver a una rueda circular, a la que nadie le pone freno.

Aun mas, ahora toda persona mayor de setenta años deben solicitar permiso de salida de su domicilio aun por un día, justificando las razones. Así, los confinan como en guetos domiciliarios quitándoles el derecho a movilizarse, violando normas constitucionales o supranacionales.

La mayoría creo al igual que yo; cree pensar que esta pandemia está alejada de la extrema gravedad de aquellas pestes, que la historia nos describe cruelmente desde el inicio de los tiempos, con millones de víctimas. Ahora bien, no son pocos los que dicen que luego de eliminar al COVID-19 (Que así sea), resurgiremos mejores como sociedad.

Pido disculpas, pero tengo mis dudas. Creo que a vamos a mirar al otro, de distinta manera. Que nuestras conductas cambiaran, luego de estar tan aleccionados con prohibiciones de acá y allá. Que seremos más individualistas y distantes que antes. Que geopolíticamente no habrá cambios en el poder central. Y que seguiremos sin enterarnos o bien no dándole importancia a que hay países en donde tres de cada cuatro niños menores de 5 años, mueren de hambre cada día, otros que no superan los 30 años como expectativa de vida, justificando que nada podemos hacer y son solo números de una realidad perversa siendo lo más grave que seguiremos acostumbrados a ello, lo que nos lleva irremediablemente al inframundo merecido, si es que existe.

Mientras tanto, mal que nos pese, seguiremos haciéndonos los distraídos – me incluyo -viviendo una realidad que nos imponen y sin ofender, a todos sin distinción dentro de la misma bolsa. Si alguien se sintió molesto, le pido disculpas, es solo lo que pienso. 

4 comentarios sobre “¿La moral? ¿Dónde está?

  1. Podía escribir muchas cosas sobre tu escrito pero sólo te diré que como bien hablamos el otro día, yo justo decido dejar de fumar el 23 de marzo jajajaj Cosas irónicas de la vida..

    Me ha gustado lo que has escrito porqué como me encanta ver muchas conferencias pues de todo lo que has expuesto aquí la verdad es que he leído de todo un poco.

    Un saludo rey!!

    Me gusta

  2. El 31 diciembre de 1999, a las 23:59 en una terraza de un edificio del llamado Gran Buenos Aires, me dije, en 20 años brindaré en el lugar que quiero vivir para siempre…el 26 de diciembre de 2019 partí hacia allá, le conté a mis hijas que íbamos rumbo al lugar donde quería construir mí casa, al pie de unos cerros, donde el silencio de la naturaleza sea la mejor canción. Allí recibimos el 2020 y nuestros deseos se unieron en que comenzaba el año de “los sueños cumplidos”… Un mes después volvimos, a vivir unos meses mientras organizábamos el traslado. La mayor se quedaría cerca de Buenos Aires, las otras dos vendrían con nosotros. Los gatos de la familia se quedarían con ella, los perros se mudarían a los cerros. Aquí estamos, el sueño volvió a ser sueño, sin saber hasta cuando; las niñas preguntan por qué, nosotros si esto sigue que vamos a comer…Como está infinitas historias de quienes dijimos 2020, el año de los sueños…

    Le gusta a 1 persona

    1. Amigo mio…nada es casual. Todo se da por algo; no se donde te radicaste para iniciar tu valiente travesía, para como bien dices vivir junto a tus mas caros afectos “los sueños cumplidos”… Es fácil opinar desde afuera; pero debes aferrarte a esos sueños y a tu fe -creas en quien sea- porque en algún momento se correrán esas nubes molestas,y la luz brillara de tal manera, que tanto tú como tu familia, respirarán un nuevo aire límpido y pleno de armonía, en ese rincón de la naturaleza que les ha reservado la causalidad. No te detengas, sigue soñando… Un cordial saludo.

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s