El acertijo – Parte IV

Pensó en lo que le había dicho, 
pero sin ella y menos sin el anillo,
como podría descifrar o bien
buscar a quien pudiera hacerlo,
para saber lo que significaba.

Reflexiono varios minutos,
recordó que poseían fotos,
de muchos de sus frecuentes paseos
a distintos lugares adonde habían ido,
en los que regularmente hacia posar a Amanda
dándole precisiones sobre como hacerlo, 
para luego disfrutarlas juntos al mirarlas,
en días grises de lloviznas persistentes
recordando esos momentos, solo suyos.

Que tenía él, hasta ese momento
se preguntó a sí mismo, muy poco
una figura dibujada con pétalos
sobre el acolchado de la cama,
y la mirada furtiva sobre el anillo
que ese extraño, depositaba mas de una vez
mientras el otro, el ruso le conversaba 
por lo que ahora se daba cuenta, era solo 
hablarle para distraerlo y así percibió
que no fue casual ese efímero encuentro. 

Los minutos que lentamente pasaban
le parecían horas, quizás por su angustia
y esa ansiedad que lo tensionaba
a pesar de que habían transcurrido, 
solo dos horas desde que había llegado 
encontrándose con algo tan inesperado. 

Pero el tiempo acuciaba y fue a buscar
las fotos, rigurosamente ordenadas
y clasificadas por Amanda en una caja,
que se encontraba en la baulera.

Era común en él que de lo estético
del arte fotográfico, fuera un fanático,
por ello de la misma manera que enfocaba
su lente en rostros, lugares, personas
lo hiciera sobre las manos de Amanda,
que cuando las entrelazaba parecían
encontrarse en posición de ruego o rezo.

Bajo y abrió la caja, apresuradamente
separo las fotografías que le interesaba,
como así, algunas de Amanda durmiendo
en la misma posición fetal de ese difuso
dibujo hecho de pétalos, sobre el lecho. 

Busco la lupa más conveniente
dentro de la caja de elementos
de fotógrafo aficionado que solía ser,
y se puso a mirar con detenimiento
el índice de Amanda, abrazado por el anillo.

Observo con claridad los símbolos,
desde diferentes perfiles y en varias fotos.
Solo podía recurrir a un especialista 
en el idioma arameo y su simbología. 
que le supiera traducir y revelar
el contenido de esos acertijos.

No se le ocurrió otra idea, que abrir
su laptop e ingresar a navegar por la web,
buscando en la ciudad algún lugar,
alguien que se dedicara a la cultura judaica,
pero especialmente al arameo antiguo. 

Se sorprendió de tanta y variada oferta,
creyó que el Instituto de Cultura Hebrea
debería tener en su equipo, varios especialistas.

No dudo en llamar y planteando su problema
consiguió una entrevista a la media hora,
salió rápidamente y se dirigió a Villa Crespo
barrio en donde la comunidad judía, 
con sus primeros inmigrantes, lo hicieron suyo. 

Llevaba consigo no solo las fotos clasificadas,
también un dibujo de la figura humana en un papel,
por las dudas, que representara algo importante…

3 comentarios sobre “El acertijo – Parte IV

  1. Me gusta mucho el giro que le estás dando a la historia. Los primeros capítulos con esa figura de pétalos tan poética, una especie de acertijo tan visual que la imagen se queda en la mente hasta ahora que cada capítulo se llena más y más de misterio, incluso introduciendo elementos detectivescas en este último. Estas logrando que el estilo del relato cambie a medida que evoluciona el personaje, sus inquietudes y la historia en sí y eso es algo complicado que estás llevando muy bien. Me encanta como te está quedando el relato y espero con ganas el siguiente capítulo. Un saludo!!

    Me gusta

  2. Muchas gracias amigo, siempre tan cordial y con buena vibra. Estoy esperando tus letras, que sabes bien que me han agradado desde tu comienzo y esto no es devolución de halagos; porque no suelo hacerlo. Considero con objetividad, que tienes la juventud y la madera de aquel que ama a las letras y si las amas, amigo ya deben estar extrañándote. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. No entiendo por qué no me avisa wordpress de tus contestaciones. Soy bastante menos prolífico y mi ritmo de escritura va a relato por semana o cada dos semanas, así que mi ritmo es algo lento. Y agradezco muchísimo tus palabras y tu apoyo desde el inicio de mi blog, he estado un par de meses desaparecido pero para mí es un placer leerte y compartir opiniones contigo. Esperando la continuación con las uñas a medio morder me tienes, un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s