Me equivoqué

Debía ayudarte a crecer y no someterte a
mis deseos no siempre justos ni armoniosos,
crecidos en la omnipotencia de esa soberbia
que en un momento de la vida nos atrapa,
así que debía llevarte conmigo, donde fuera
aun sin darme cuenta, de tu clamor doliente.

Ahora jamás podremos ir tomados de la mano,
demasiados traspiés e impurezas contamino
definitivamente eso que se inició como un sueño,
y finalizo como una pesadilla, aun despiertos.

No por ello, olvidemos los ciertos y pocos momentos
aunque dudes, que sí créeme los hemos tenido, 
en aquel mundo que fue nuestro y sin tiempos, 
tratemos de recordar de aquello solo lo bueno, 
que basto para que hoy, vivamos sin resentimiento. 

Haría lo mismo que hace tantos años, 
pero como dicen, ya con estos años vividos
todo desde el inicio sería tan distinto,
pero la vida es como una película cuando 
ya la has visto, no crees que su remake
aunque sea gratis, brinde otro final.

Déjalo, fue otro pensamiento en voz alta.

Un comentario sobre “Me equivoqué

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s