Ojo por ojo – Parte III

Era de madrugada en septiembre de 2012 en la ciudad de Rawson; y en una casa de Playa Unión (de un ex gobernador) se desarrollaba una fiesta en la que participaban jóvenes y adolescentes. El alcohol había corrido pero no lo suficiente, para entonces cinco jóvenes que decidieron soltar a sus endemoniados bajos instintos, como cuando un cazador sin miramiento alguno, ve sufrir a su presa gozando de la situación, para darle luego finalmente el tiro de gracia.
Así decidieron someter a una adolescente de dieciséis años a vejaciones de todo tipo, dejándola tirada en una de las habitaciones de la casa, no sin antes amenazarla que de su boca no debía salir palabra alguna, que debía masticar su dolor y humillación. De lo contrario, ella y su familia sufrirían las consecuencias. 
Días posteriores esos seres excrétales –no se los puede denominar de otra manera- no satisfechos aun de la barbarie cometida, comenzaron a amenazar a la joven y a su familia. Devino entonces en aquello de “pueblo chico, infierno grande” y ante los rumores toda la familia debió mudarse a la ciudad de La Plata, en la Provincia de Buenos Aires. 
En enero del año pasado, la joven denunció que fue violada por un grupo de varones en una casa del balneario Playa Unión de la ciudad de Rawson, Chubut. La denuncia tomó gran repercusión en la provincia y la Justicia abrió una investigación de oficio. Cinco de los seis jóvenes acusados fueron imputados por “abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas”.
En las últimas horas, y tras varios meses de recabar pruebas, se conoció que el fiscal del caso, Fernando Rivarola (foto) , avanzó en el cierre de la causa y su resolución en un proceso.  Rivarola acordó un juicio abreviado con los imputados, lo que implica una pena menor y una aceptación de la culpa de los acusados. También hubo aceptación de la víctima, lo que es requerido por la ley.
El fiscal modificó la calificación legal de “abuso con acceso carnal” por la de “abuso sexual simple, agravado por la participación de dos o más personas”.
¿El motivo? La falta de pruebas en el expediente, la dificultad de probar una violación siete años después. Una alta fuente en los tribunales de Trelew asegura: “La víctima no quiere afrontar un juicio y exponerse”.
La acusación recae sobre tres de los cinco involucrados: Ezequiel Quintana, Leandro Del Villar y Luciano Mallemaci. Los otros dos, R.V. y T.S., quienes al momento del presunto abuso eran menores de edad, fueron sobreseídos. De T.S, una fuente asegura que “su participación era sumamente menor, no cometió el presunto abuso”.
Ahora, el juez del caso Marcelo Nieto di Biase deberá resolver si acepta el acuerdo.
El caso se comenzó a investigar en la última semana de enero de 2018. En una publicación en redes sociales titulada “La Manada de Chubut”, la denunciante contó de manera anónima en la red social Facebook que el 17 septiembre de 2012 habían ido con unas amigas a una fiesta a la casa de uno de los acusados. “A poco tiempo de llegar, perdí la consciencia y es ahí cuando una de mis amigas me encontró en una habitación siendo abusada por un grupo de cuatro varones”, relató.
Motorizado por agrupaciones feministas, se convirtió en una insignia. Los acusados fueron repudiados en sus casas con carteles, con movilizaciones a tribunales.
En el relato que publicó, la joven contó que después del hecho sufrió hostigamientos para que no realizara la denuncia. “A partir de ese momento empezaron sus intentos de acallarme tanto a mí como a mis amistades”, aseguró. Por esta razón, argumentó, junto a su familia debieron mudarse y abandonar Puerto Madryn. “Tuve que irme a vivir a otra ciudad como si hubiera sido responsable de la situación”, sostuvo. También, reveló que intentó suicidarse.
La situación hizo que tuviera que comenzar tratamiento psicológico y psiquiátrico. “Gracias a todo este tiempo de intentar sanar es que hoy me siento lo suficientemente fuerte para poder contar mi historia. Que se sepa qué tipo de personas son, que durante todos estos años siguieron sus vidas impunemente, mientras yo no tengo estabilidad emocional y por ello sigo tratada”, cerró su denuncia.
En un tramo del pedido de juicio abreviado, se utiliza la definición “accionar doloso de desahogo sexual”, que se viralizó en parte en las redes sociales.
Desde el Ministerio Público Fiscal de Chubut emitieron un comunicado en el que explican que se le cambió el sentido de los términos a esa definición, “sobreexponiendo a la víctima y poniendo en riesgo aspectos cruciales del proceso penal”. Fue “sacada de contexto”, explicaron.
El comunicado completo del Ministerio Público Fiscal de Chubut
Recientemente trascendió una frase atribuida el fiscal Fernando Rivarola, cambiando el sentido de los términos, sacados de contexto, sobreexponiendo a la víctima y poniendo en riesgo aspectos cruciales del proceso penal.
El Ministerio Público Fiscal asiste a la víctima a través del SAVD, desde el comienzo de la investigación. Se trata de una joven, menor de edad, amparada por el derecho a la intimidad, al resguardo de su identidad y a la reserva de todas las actuaciones judiciales. En paralelo, tanto ella como su familia reciben detallada información del proceso, participan de las decisiones procesales, reciben protección y asistencia victimológica. Toda decisión asumida por la Fiscalía ha sido consensuada con ella.
En la investigación en cuestión además de la víctima, también algunos los agresores son menores de edad imputables. Esto quiere decir que en caso que el Ministerio Público Fiscal demuestre su responsabilidad penal en este hecho, serían declarados penalmente responsables y se le impondrá la sanción que la ley prevé para los menores que delinquen. La ley establece que no puede darse a conocimiento público su identidad.


“Desahogo sexual doloso”
En palabras simples, el abuso sexual es justamente un conducta que busca el desahogo sexual del autor sabiendo que lo hace sin el consentimiento de la víctima, que va a cometer una ataque sexual, que se trata de un delito, y consciente de ellos avanza sin consideración del daño que va a provocar en esta. Eso es dolo. Por eso, en el contexto de una exposición, el uso de la frase “desahogo sexual doloso”, resume lo que escribimos en varios renglones al comienzo de este párrafo, fundamentalmente si se hubiera utilizado en el contexto de audiencias o escritos reservados a los que solo debieran acceder profesionales del derecho que conocen el alcance el término dolo. En las audiencias orales y públicas, la Fiscalía en particular y los operadores del sistema penal en general, procuran en sus planteos y resoluciones, aclarar los términos legales para que se comprendan por quienes no son abogados.
Tamaño cambio de rotulo de la causa no solo produjo estupor y amplio rechazo en la opinión pública, sino que asimismo desde el Poder Ejecutivo Nacional, funcionarios se acercaron a la Provincia de Chubut para interiorizarse de los hechos, cuando casi al unísono el propio Gobernador de la Provincia de Chubut, pidió el Juicio Político del fiscal Fernando Rivarola.


Es interesante decir que los excrétales violadores son “hijos de los dueños del poder”; Luciano Mallemaci tiene 26 años. Su padre es dueño de una de la mas importante inmobiliarias de Puerto Madryn. Marcelo Ezequiel Quintana, actualmente de 30 años, con domicilio en Caleta Olivia, Provincia de Santa Cruz, es abogado e integra junto a miembros de su familia la firma Andequin Sociedad Anónima, una empresa dedicada a la construcción. Por su parte, Leandro del Villar de 29 años es jugador de squash y corredor de karting. Tiene una empresa dedicada al transporte de pasajeros. Su abuelo (fallecido en un accidente) fue senador nacional.

Los tres reconocieron el hecho. Otros dos imputados fueron sobreseídos por ser en aquel año, menores de edad


No puedo dejar de sorprenderme (a pesar de que los años vividos, me deberían convencer de lo contrario) de la decisión de un juicio abreviado por acuerdo de las partes, con una pena de tres años, en que seguramente si los inescrupulosos individuos citados no tienen antecedentes penales, en un abrir y cerrar de ojos, volverán a las calles.


EL ROSTRO DE UN VIOLADOR 
Los agresores sexuales padecen un trastorno en su estructuración psíquicas. Se trata de personas que suelen ser inseguras, inmaduras, poco tolerantes a la frustración y que en la mayor parte de los casos han sufrido, a su vez, agresiones sexuales en su infancia. Son características enumeradas por algunos especialistas del tema al describir la personalidad de un violador, aunque otros expertos destacan que no existe un solo perfil, sino muchos. En lo que si coinciden los que estudian el tema es en la existencia de un rasgo común a todos los violadores: ese que hacen que no 18 busquen placer sexual con su delito, sino la dominación total de una persona indefensa. 


El tema que los obsesiona es el poder y no el sexo. Y es por eso que no buscan víctimas físicamente atractivas, sino aquellas que resultan más vulnerables: nenas (nenes), adolescentes, mujeres jóvenes y solas, ancianas o discapacitadas. En ese sentido es recurrente la diferenciación entre abusadores y violadores: los primeros se caracterizan por pertenecer al entorno de la víctima y por generar una red de intimidación seducción o engaño para perpetrar actos en los que persiguen el placer sexual en la que no siempre está presente la violencia física.


Los segundos suelen ser desconocidos, perseguir el sometimiento de su víctima y apelar siempre a la violencia. Psiquiatras, psicólogos y especialistas en violencia contra la mujer también dividen opiniones cuando se habla de la posibilidad de recuperación de los violadores. Algunos dicen que esa recuperación es muy difícil y se mencionan índices de reincidencia en el delito del orden del 70 %. 

Fuentes: INFOBAE; Clarín, Pagina 12, Universidad de Cuyo, Perfil del violador serial, otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s