Ojo por ojo – Final

Pero también se reconoce que no existe en el país un tratamiento específico para recuperarlos, se habla de un sistema carcelario poco preparado para estos tratamientos y se afirman que son pocas las terapias de este tipo, que se han experimentado en el mundo, donde incluso los investigaciones en torno al tema son recientes. 

Adelma Pereyra es psiquiatra, especialista en trastorno de personalidad y destaca que no hay un solo perfil del violador, sino varios. El objetivo del violador es “mancillar a la mujer, humillarla y hacer sufrir”, lo que estaría denotando la presencia de una compleja relación del sujeto con el género femenino, en la que quedan descartados el cariño, la ternura y la comprensión”.


Pereyra; contrariamente a lo que piensan otros especialistas, no descarta que haya en el violador un interés para obtener placer sexual.

Para el médico sexólogo José Luis Rodríguez existen dos tipos de abusadores sexuales: “El delincuente sexual psicópata y perverso, con una personalidad antisocial; y el oportunista que en ocasión de un robo aprovecha la indefensión de la víctima”. Y concluye que el método tiene más chances de funcionar en un delincuente sexual oportunista, denominado parafílico, que presenta trastornos psiquiátricos. 
En cambio, advierte: “La ciencia no ha podido conseguir resultados en personalidades psicopáticas”. Para otro integrante del comité, el psiquiatra RubénContreras, la creencia de que todo violador es un psicópata no es correcta, porque “en general se observa que son individuos con conductas aprendidas en un marco social deficitario”. Por eso, Contreras considera fundamental que el tratamiento para evitar la reincidencia tenga un abordaje psicológico, además del tratamiento farmacológico.


CASTRACIÓN QUÍMICA EN MENDOZA
El deseo sexual es algo natural en cualquier ser humano, existente desde la prehistoria y disfrutado por el común de la gente. Pero, ¿qué pasa cuando ese deseo es el que hace corromper los derechos de otra persona al punto de violarla? ¿Puede el gobierno quitarle el deseo como forma de castigo? 
Este es el debate que plantea la castración química, el método del momento para tratar con abusadores sexuales que quita el deseo sexual – “Aprueban castración química”, www.diariolaprensa.com., 15 de Marzo del 2010.- Es el método del momento porque se comenzó a aplicar en otros países dando resultados positivo en cuanto a la disminución de delitos sexuales. mediante una inyección. Tras una oleada de 50 violaciones en los últimos dos meses, el gobierno mendocino aprobó la castración química para los condenados por delitos sexuales.

 
A través de decretos reglamentarios, el ex gobernador peronista Celso Jaque dio inicio a un programa que incluye, además, un abordaje multidisciplinario de esa clase de delincuentes. La castración química es parte de un plan experimental del gobierno de la provincia. Apunta a que los abusadores no reincidan. A cambio, los condenados accederán a beneficios en la libertad condicional. Los resultados pueden verse en días o semanas, de acuerdo a las dosis que ingieran los condenados. 
El tratamiento farmacológico sólo puede durar mientras el paciente lo acepte. Once condenados por delitos sexuales en Mendoza han manifestado su voluntad de someterse a la castración química para evitar reincidir. El método fue propuesto por el ex gobernador Celso Jaque (PJ) y se aplicará de modo experimental y dentro de un programa integral que abarque un tratamiento psicológico, social y farmacológico. Para frenar la ola de violaciones -hubo 50 casos denunciados en la provincia sólo en los últimos dos meses-, el gobierno mendocino parece decidido a poner en práctica este método inédito en el país, para disminuir según el Comité integrado por camarista penal, criminólogo, jueza penal de Menores, psiquiatra, sexólogo, endocrinólogo, procurador general de la Corte y psiquiatra del Cuerpo Médico Forense. la libido y la potencia sexual mediante el suministro de fármacos. 


En octubre del 2009, Jaque convocó a un comité científico que avaló un programa integral, que incluye la castración química, pero sólo cuando el condenado acceda en forma voluntaria. Desde entonces, el gobierno local comenzó a redactar distintos decretos y proyectos de leyes para poder llevar aquella idea a la práctica. 


En el año 2010 se aprobó un decreto complementario que establece una modificación al tratamiento del Régimen Progresivo de Penas para los que se sometan a la castración. Así, los presos que accedan voluntariamente al tratamiento obtendrán beneficios de libertad condicional, aunque la última palabra la tendrá el gobernador. En el caso de que se pretenda hacer esta práctica obligatoria, se necesita modificar el Código Penal y otras leyes de carácter federal. La gobernación mendocina impulsa además modificaciones a los Códigos Penal y Procesal Penal para casos de abuso sexual.

En concreto, el Ejecutivo de la Provincia de Mendoza envió al Congreso un proyecto para implementar el seguimiento satelital de los condenados en delitos sexual con salida transitoria o que hayan recuperado su libertad. 
A partir de la puesta en marcha de este programa, sólo podrán presentar recursos de indulto o conmutación de pena los internos que se sometan al tratamiento, que funciona como un inhibidor del deseo sexual”. Otro de los puntos que prevé la iniciativa es que el plazo de prescripción de un delito sexual contra un menor comience a regir una vez que éste alcanzó la mayoría de edad. Apunta, indicó el ministro de Gobierno, contra los hechos de violencia intrafamiliar, que suelen quedar impunes por los plazos judiciales.

En Mendoza hay 237 condenados por delitos sexuales y 94 procesados. Están alojados en la cárcel Almafuerte, inaugurada hace ocho años en la gestión de Julio Cobos. Allí se trasladó a los violadores, quienes están alojados en un pabellón sólo para delincuentes sexuales, por razones de seguridad y para evitar ataques de otros presos. 
De los once condenados por delitos sexuales que se ofrecen como voluntarios para la castración química, el 80% son reincidentes y tienen condenas de más de 10 años, según datos de la Subsecretaría de Justicia 30 local. El perfil de estos voluntarios es que tienen entre 30 y 40 años y aún les resta cumplir más de 7 años de condena.

 
A la mayoría, los motiva la posibilidad de conseguir beneficios extramuros, según el sondeo de los psicólogos de la cárcel provincial. El gobierno convocó a una especialista española para capacitar al personal que tendrá a cargo el tratamiento de los condenados por delitos contra la integridad sexual, y que podría terminar en una castración química, tal como anunció en su momento Celso Jaque, con la posterior polémica al respecto. La idea de aplicar este tipo de inhibición de la conducta sexual es evitar que reincidan, como sucede en muchos casos. El tratamiento integral de delincuentes contra la integridad sexual requiere una especialización.

 
El médico sexólogo José Luis Rodríguez, integrante del comité de profesionales que avaló la castración química, dice que el programa puede funcionar en algunos casos y en otros no, pero que “vale la pena intentarlo”. En cuanto a si se puede evitar la reincidencia, el sexólogo opina que, con un buen diagnóstico, “el individuo no sólo reduce notablemente su deseo sexual sino también su ansiedad y sus reacciones violentas por efecto de los distintos fármacos”.

Una última modificación de ley a la que aspira el gobierno mendocino permitirá que los condenados que tengan salidas transitorias usen hasta su libertad pulseras magnéticas, para que la Justicia tenga más control sobre ellos. “Lo que debe lograrse es que el tratamiento se inicie durante la pena, y que luego, gracias al apoyo psicoterapéutico, se logre la adhesión al tratamiento que haga que el individuo lo continúe en el tiempo”, se sincera Rodríguez. 


El médico endocrinólogo de la Universidad Nacional de Cuyo, Enrique Reynals, aclaró que el tratamiento farmacológico, que disminuye la libido y la potencia sexual, funciona mientras el paciente está medicado. El sexólogo Rodríguez calcula que los resultados en la inhibición del deseo sexual del condenado pueden verse en días o semanas, “dependerá del fármaco que se utilice y las dosis que se suministren”, explicó. Como estamos hoy en la Provincia de Mendoza y otras provincias del interior de la República Argentina, igual que hace 10 años. No se han analizado ni tomado medida alguna por Ley –como si fuera algo que produce escozor en la política y justicia de la República, que garantice la eliminación de la conducta de un violador serial. Así las noticias del día dejan de conmovernos y lo más peligroso, acostumbra a la sociedad a verlo como algo cotidiano.


ANTECEDENTES EN EL MUNDO CON RELACIÓN A LA CASTRACIÓN QUÍMICA
En Europa se debate el tema siendo Polonia el primer país que aplica esta medida tras la aprobación de una enmienda de su Código Penal. Así tratarán casos de violación a menores de 15 años y relaciones de abuso sexual incestuosas. 
En España y Francia también se tocó el tema ya que los condenados en Cataluña podrán optar por esta inyección para evitar cometer más violaciones y así se les permitirán las salidas eventuales con acompañamiento psicológico. 
En Francia se debate la obligatoriedad de la medida ya que existen posiciones encontradas entre los distintos partidos políticos que se postulan a favor y en contra.

En éste país ya se encuentra como posibilidad voluntaria la castración química. 


Este método también es utilizado en Alemania, Canadá, Dinamarca y Estados Unidos entre otros países, para luchar contra la reincidencia de delincuentes sexuales, pero muchos especialistas niegan su efectividad si se interrumpe al término de la condena. 
Quienes estudian la puesta en práctica de la castración química, afirman que en Australia, Bélgica, Suecia, Gran Bretaña y Suiza el método (junto con terapias psiquiátricas) logró reducir la reincidencia de los violadores.

 
Alemania y varios estados de la Unión Americana son algunos ejemplos de lugares donde gracias a este método se han logrado reducir los delitos sexuales de manera considerable. 
En Alemania (1969), la castración química se puede aplicar en delincuentes sexuales mayores de 25 años y en Suecia se aplica desde hace poco más de diez años con el aval del violador. 
Su vecino Dinamarca también utiliza este método desde 1989. 
En algunos estados norteamericanos también aplican la castración química pero sobre aquellos que hayan agredido a los niños. En 1996, el estado de California (el primero en aplicarlo en EE. UU) aprobó una modificación del código penal y se convirtió en el primero en promulgar la castración química obligatoria como castigo por abuso sexual de menores. Con este antecedente, un año después se aprobó en el otro extremo de ese país, en el estado de Florida. Además de California y Florida, también la castración química se lleva a cabo en los estados de Georgia, Iowa, Louisiana, Montana, Oregon, Texas y Wisconsin, en casi todos para los casos más graves y para luego de reincidir una vez. El gobierno británico (1952), intenta acompañar estos tratamientos de otras terapias, como asesoramiento psicológico y tratamientos antidepresivos.

 
España también estudia tomar medidas de esta índole u otras similares; y en Francia la medida ya ha sido experimentada desde el 2005, como una herramienta para bajar la reincidencia en delitos sexuales y a finales de 2009 fue presentado un proyecto para llevar el tratamiento de manera obligatoria.

 
Desde septiembre de 2009 en Polonia es obligatoria la castración química a los pedófilos condenados por violar a niños menores de 15 años o un pariente cercano. Se lo tienen que hacer como terapia antes de salir de prisión para asegurarse de que no reincidan. El gobierno de ese país lo explicó de esta forma: “El propósito es mejorar la salud mental del condenado, para disminuir su libido y así reducir el riesgo de otro delito cometido por la misma persona”. En Republica Checa, desde febrero de 2009, han ido más allá y han implementado un programa voluntario de castración quirúrgica. 


Distinto es el caso de Brasil, en donde sin ley mediante, en un hospital en el cinturón industrial de la ciudad de Sao Paulo, se ofrece la castración química a pederastas que lo acepten voluntariamente. El psiquiatra responsable, afirma que “el problema no es de castigo, sino de tratamiento“ .


SINTESIS 

En cuanto a la castración química: 
1) No hay unanimidad en el resultado de la aplicación de este método dado que a ciencia cierta no se sabe si es eficiente para evitar la reincidencia en los casos de abusos sexuales. 
2) Que detrás de cada sentencia que dicte el juez en los caso de delitos contra la integridad sexual existe un resultado científico que lo condiciona en su resolución. 
3) Lo que se busca con la castración química es la reinserción a la sociedad del condenado en los casos de delitos contra la integridad sexual y no su castigo. Evitar que siga cometiendo estos delitos pero sin menoscabar su integridad física. 4) Antes de aplicar este método hay que dilucidar si el abusador comete estos delitos por placer o para sentirse poderoso ante las víctimas. En el caso que sea por el hecho de sentirse poderoso la castración química no solo no va a cumplir con el objetivo buscado, evitar la reincidencia en estos delitos, sino que provoca una violencia en el abusar llegando a tener como consecuencia la muerte de la víctima. En este punto no existe unanimidad ni doctrinariamente ni jurisprudencialmente. 
5) La idea de la aplicación de este método en la Argentina surge de los resultados positivos obtenido por su aplicación en otros países del mundo. 
6) Lo ilógico de la castración química es voluntaria, o sea, que su tratamiento depende de la voluntad del imputado. 
En cuanto al registro de violadores: 
1) Es otro de los métodos para evitar la reincidencia de los casos de abusos contra la integridad sexual. Es un método de reciente aplicación por la cual no se sabe a ciencia cierta cuál es la incidencia en el resultado de los delitos contra la integridad sexual. 
2) En cuanto a su eficacia es poco viable dado que si bien los jueces deben enviar copia de la sentencia con los datos del imputado al registro en estos casos, estos datos no se lo pueden brindar a cualquier persona sino simplemente a quien tuviera un derecho subjetivo.
3) Al igual que en la castración química su implementación en las provincias Argentinas viene dado por su aplicación como antecedentes.

Ahora bien; hasta cuando las autoridades nacionales y provinciales no promoverán equipos de personalidades de las ciencias sociales y exactas, para desarrollar e implementar proyectos, que sean discutidos por el Parlamento, modificando inclusive el Código Penal Argentino. De lo contrario, veremos cotidianamente noticias que nos conmueven emocionalmente y nos generan una inmensa impotencia. En lo personal; y me hago cargo de lo que expreso, si alguna persona de mi familia pudiera enfrentar una situación de cualquier tipo de abuso o delito mayor, actuaria por mi cuenta y cargo.

No puedo ni debo acostumbrarme, como la inmensa mayoría a leer noticias como esta;

La justicia de La Matanza confirmó la prisión preventiva de 9 policías detenidos por abuso sexual y vejámenes en la comisaría 3ª de La Tablada, luego del pedido de la fiscalía y los abogados querellantes. Según lo determinó el fallo de la jueza de Garantías 1 de La Matanza, Mabel Mari Castillo, las 28 mujeres que fueron víctimas sufrieron consecuencias “nefastas y traumáticas” tras haber estado detenidas en un sitio similar a un “campo de concentración”.
Mari Castillo, coincidió con la acusación planteada por los fiscales de la causa, Fernando López y María Julia Panzoni, de la Ayudantía Fiscal especializada en delitos de Gravedad Institucional.

Dos subinspectores, Javier González y Ángel Reales, fueron acusados como “coautores” de las “severidades ” y “partícipes secundarios” de las “vejaciones” y de los ocho casos de “abuso sexual agravado”. En tanto, a la oficial subayudante Maida Celeste la imputaron como “coautora” de las “vejaciones” en concurso real con los abusos sexuales. El oficial inspector Cristian Aliaga está acusado de ser “partícipe secundario” de “vejaciones” en concurso real con las violaciones. Mientras que el comisario Leandro Maidan, el oficial Ariel Pasquale, la oficial Silvina Suárez y la sargento Johana Romero del Grupo Apoyo Departamental (GAD) fueron señalados como coautores de “vejaciones agravadas”. 
Por su parte, la jueza Castillo negó el pedido de excarcelación de las defensas y dictó la prisión preventiva por la “existencia de riesgos procesales” dada “la posibilidad de que los imputados en libertad influyan para que otros coimputados o testigos declaren falsamente o se comporten de forma desleal o reticente en el proceso”.
De acuerdo a los voceros, cuatro de los acusados se encontraban en funciones al momento de ser detenidos el 13 de mayo y los restantes ya habían sido desafectados en enero de este año, cuando la CPM y la Defensoría General de La Matanza denunciaron los hechos y el Ministerio de Seguridad bonaerense dispuso la intervención de la seccional.


¿Hasta cuándo?


Fuentes: Infobae, La Voz, Perfil de un violador, Asociación Pensamiento Penal, Proyecto de Ley 3207-D-2019, otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s