El gran orador

Maravillosa anécdota que nos trae Laura Valeria Cozzo. Muchas gracias a ella!

Mi Jean Cocteau

Otro conferencista -de un tipo completamente diferente- bien deslumbrante, es Jean Cocteau; él no da una conferencia, habla con su público. Y esa charla, nadie conocerá jamás alguien tan brillante. Se no se podría comparar más que con una voz extinta para siempre, la de la condesa de Noailles.

El otro día, Jean Cocteau hablaba hacía dos horas, retenido por ese fuego de artificio de espíritu, sus anécdotas maravillosas, sus imitaciones, nadie soñaba con dejar su lugar, cuando un empleado le trajo un papel al estrado: “¡Disculpen, pero hacía una hora y cuarto que debería haber terminado!”- exclamó él. Pocos conferenciadas pueden permitirse semejante licencia.

Marie-Claire___dir_Jean_Prouvost__bpt6k4701073p_29

Ver la entrada original

Un comentario sobre “El gran orador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s