Sensatez

Tan nerviosa estabas
que no sabías eludir,
preguntas que los demás
te hacían de tu pareja,
en realidad de la nuestra
más que tortuosa pareja
de casi dos décadas.

En un ángulo del salón,
te observaba con mi copa
jugueteando entre mis dedos.

Vi tu rostro tenso
ante la sutil indiscreción,
como si no soportaras
la estupidez de otros,
supe convencido al conocerte
que te produjo esa sensación
de ahogo y pánico, y a la vez
angustia como nunca antes.

No entendieron siquiera,
que nos separamos
para mantener nuestro amor,
ya que la convivencia
se había transformado
en la lenta agonía.

Nos dejamos abrazar
por esa falta de voluntad 
de reconocer errores 
y corregirlos con la inmediatez
que debimos esgrimir
con sensata adultez.

O bien construir sorpresas
que ahuyentarán las rutinas.

Sin embargo hoy ciertamente
volvemos a ser felices,
ya que el amor fue más fuerte
que la propia mimetización
en aquella, otrora convivencia. 

5 comentarios sobre “Sensatez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s