Asignatura pendiente

Éramos matrimonios amigos,
pero sabíamos ella y yo
qué bien podríamos
haber sido ardientes amantes,
si las circunstancias inertes
no nos hubieran indicado 
en distintas veredas.

Ella no estaba 
realmente enamorada,
en cambio yo estaba 
por primera vez 
hasta la médula,
pero ello no evitaba
la enorme atracción 
que nos teníamos.

Hoy ambos, estamos solos
hace un tiempo nomas
me atreví a contactarla,
se resiste a lo virtual
y sin leer lo que le escribo,
será imposible lograr
coincidir en un encuentro.

Recuerdo su ojos celestes
color cielo, la dulzura
de sus formas, de su andar
en puntillas, vergonzoso.

Creo que además de haber
sabido dejar ir o bien soltar, 
tengo que resolver
como bien dice Arjona,
esta asignatura pendiente…

Imagen de Thomas Ostmann

2 comentarios sobre “Asignatura pendiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s