Ansiedad? Inevitable…

No es nada fácil. Cuando tienes a una de tus hermanas, con la que has vivido un abanico de circunstancias de todo color, durante toda tu vida. 
Sanatorio u Hospital; qué más da en donde se encuentra internada.
Se siente que la intranquilidad, ha hecho prisionera a toda persona, que circule por este edificio impersonal, en donde cohabitan profesionales y personal de segunda línea, más que valientes aquellos le ponen el pecho al maldito COVID 19 .
Del otro lado, aquellos pacientes que mantienen la esperanza, de superar lo que padecen, fuera el virus o no. Estamos con récord de contagios y muertes. Los medios bombardean con la vacuna rusa,; a la que denominaron “Sputnik”, dándole el tinte geopolítico de ver quien llega primero a la meta, como si esto eliminara el número de víctimas, que solo son ahora el recuerdo de sus seres queridos.
Todo es confuso y en consecuencia su aprobación, comercialización, distribución a nivel local y global, sin olvidarnos del vil metal y su consecuente negocio. ¿Licito?
Cuando en realidad; debería haber sido producto de un gesto de “NOBLEZA”. Si ya se; me dirán no estoy en mi sano juicio. 
Porque esa palabra; solo se usa como identidad de las revistas del corazón y ha dejado de estar en el vocabulario, de las relaciones personales e multidisciplinarias.
Hubiera sido el momento oportuno, para que los países que dicen ser “del primer mundo”, se unieran e investigaran todas las variables del virus, que ha mutado ya más de 40 veces, lanzando una vacuna luego de superar los protocolos de seguridad, como consecuencia de reunir en su conjunto las mentes más brillantes de la ciencias y medicina de todo el mundo, lo que hubiera sido el primer gesto, de hacerle saber a los habitantes de este planeta tan desigual, que esta sociedad enferma, podría redimirse y hacer de la generosidad el instrumento de su nueva creación, dando a todos los países el reclamado antídoto, en forma gratuita y sin excepción.
Pero no; seria pecado para el CAPITALISMO ORIGINAL Y CRIMINAL; que no ha dudado en llevar a cabo el ensayo de vacunas en bolsones de pobreza del África, Asia, y la misma Latino américa, entre otros.
Y lo más lamentable, es el lugar que ocupan esos seis o diez tipos multimillonarios repugnantes, que los medios pretenden darles mas que prensa y convencernos que son verdaderos filántropos en búsqueda de la salvación divina, cuando son infinitamente participes y responsables, tanto de las pestes como de la degradación del medio ambiente. 
Además, cuando sus donaciones se desgravan de impuestos, son públicas y mediáticas, y eso me genera mayor rechazo. Y ahí tarareo; lo de Joan Manuel o el Nano, “con esos tipos, tengo algo personal”.
Pero vuelvo a la habitación donde se encuentra mi hermana; donde hace más de 40 minutos, que se la han llevado a realizar un PET uno de los tantos exámenes, que junto a análisis, ECG, y otros que le vienen realizando.
He estado tantas veces, en los pasillos, salas y habitaciones de estos lugares, que ya son parte de mi historia de vida, y que lamentablemente me traen dolorosos recuerdos, a los que ahuyentó, anteponiendo los otros. 
Aquellos; de los momentos felices.
El hijo mayor con su familia aquí en Buenos Aires; los otros dos en Chile. Ahora vere; llegado el caso si con un certificado médico del médico actuante, los respalda realizar el viaje en un aéreo humanitario, que los traiga a Buenos Aires, de acuerdo a las circuns- tancias.
Me detengo; se abre la puerta. Un auxiliar ingresa; trayendo a mi hermana en una silla de ruedas, abrigada con una manta violeta, que hace aún más evidentes sus gestos de cansancio, acompañada por la delgadez de su cuerpo.
Dejare de escribir; esperare la visita de los médicos, que intervinieron en el estudio. Les preguntare. He vivido ansiedades pasadas y sin embargo, siempre es lo mismo. La preocupación por quien uno ama y con quien ha vivido tantas circunstancias de la vida.
Me acerco a su cama. Le abrigo sus piernas con una manta. Callo; un instante. Comienza a hablarme sobre cada detalle; del estudio realizado. La escucho atentamente, inter- cambiamos opiniones. Pretendo inyectarle esperanza. Wasapeo; un mensaje igual para sus tres hijos y mis sobrinos… Ingresan los médicos… 
No sé si seguiré; escribiendo de esto. Creo que no… 
Lamento decirles; a aquellos que me siguen y tengo el gusto de compartir muchas horas…que la publicación del VIII Capitulo de “Misterio en Giverny”; se extenderá todo lo que mi prioridad, hoy establezca.

Abrazos a tod@s...

18 comentarios sobre “Ansiedad? Inevitable…

  1. La palabra Nobleza ha perdido su contenido, tienes razón, que oportunidad para dar sin pedir, una empatía perdida en aras de las cuentas de resultados de algunas farmacéuticas. Por lo demás, mi ánimo para ti y hu hermana. Y mucha fuerza. Un sincero abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias; Amigo. Coincido tanto con tus letras, que nos sería tener una visión parecida del mundo. Me reconfortan tus palabras, las que siempre estarán conmigo. Otro abrazo de vuelta!

      Me gusta

    1. Oh…mi querido amigo Xavier! Ávido estoy; por conocer tus historias con ese tinte de humos y sarcasmo, como aquello pleno de nostalgia y melancolía. También tenemos coincidencias, a pesar de no conocernos. Eso creo, que el resultado de haber tenido vidas maravillosas pero no tan fáciles,lo que nos ha dado una fortaleza impensada. Un abrazo desde el alma!

      Me gusta

  2. Mis mejores deseos en esta prueba que la vida te pone y nos pone a muchos, la vida es aveces una escuela muy estricta sin llegarnos s graduar, quién sabe, tenemos que salvaguardar la nobleza de los que andamos a pie con los pies en la realidad. Resiliencia mi amigo y bienaventuranzas para tu hermana.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias amigo; ella esta poniendo todo su esfuerzo y ansias de vida; mientras nosotros rogamos a Dios; al Dios de Spinoza, al Universo y a todo aquello que supongas. Nuevamente por tu solidaridad! Un cálido saludo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Tu amabilidad y solidaridad, no hace otra cosa que embellecer tu persona. Muchas gracias, por la compañía. Un fuerte abrazo para ti, también…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s