¿Dime…porque lo has hecho?

Creíste tontamente que no lo había percibido
quizás preocupado como cada día en ti y el niño,
esforzándome para lograr ese anhelado ascenso
para poder darles una mejor y amable vida.

No supiste no dejar pequeñas pistas, mínimas
sobre su tocador del dormitorio donde me prometÍas
cada tanto y solo cuanto tu lo deseabas amor de por vida.

Cuando te ibas de la casa llevando a Pablito
donde la vecina para que te lo cuidara, yo sin saberlo
para volver antes de que regresara de mi oficina
o cuando pretendía hablar contigo por teléfono,
y debía ser solo por tu móvil porque habías dado
de baja la línea fija diciendo que era un inútil gasto.

Cuando anoche vi el collar de fino oro con una joya
en forma de pez dorado que brillaba como arqueándose,
al preguntarte – ¿ Y esto,Elena…es tuyo ?
demoraste en contestarme…tragaste saliva, vi enrojecer
tu cara…ello era toda una introducción a tu respuesta,
artera traición que no dudaste en hacerme en vil forma.

Me has destrozado el corazón…pero el tiempo todo supera,
solo pienso ahora en nuestro hijo porque bien supondrás
que lucharé para tener su custodia aunque te dejaré verlo.


El tiempo te dirá si eres sincera contigo misma si lo que has hecho
algunos de los dos lo tenia merecido, ahí quizás obtengas
esa respuesta que seguramente buscabas hace ya tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s