Las repercusiones y recuerdos por el fallecimiento de Diego Armando Maradona. “El otro Diego”…

Un guiño del destino: Diego Maradona murió el mismo día que Fidel Castro

Tan famosos a nivel mundial como polémicos, desataron odios y pasiones y, sobre todo, fueron amigos entrañables. El Diez reivindicó a su amigo, el líder comunista cubano Fidel Castro, cada vez que pudo. Por esas vueltas de la vida, ambos dejaron el mundo un 25 de noviembre.

Se conocieron en 1987 y desde entonces Diego Maradona mostró siempre su admiración por Fidel Castro, líder de la revolución cubana. Casualidad o guiño del destino, El Diez y el Comandante –como llaman a Castro sus admiradores– murieron un mismo día, 25 de noviembre, con cuatro años de diferencia: en 2016, el líder revolucionario, en 2020 el astro del fútbol.

La amistad de Maradona con Fidel sobrevivió a los años y a los temperamentos de ambos, que solían amar y odiar con igual intensidad. En enero del 2000, el Diez se trasladó a La Habana por invitación de Castro, a tratarse en un centro de rehabilitación de ese país. En esa estadía en la isla –de la que luego trascendieron polémicas versiones– cultivaron una relación que se mantuvo a través de cartas, donde ambos compartían sus opiniones políticas y deportivas.

Cinco años más tarde, con Maradona ya recuperado, el líder cubano participó de La noche del 10, donde fue entrevistado en una de las emisiones de mayor rating del programa televisivo.

Para mí fue como un segundo padre, porque me aconsejó, me abrió las puertas de Cuba cuando en Argentina había clínicas que me las cerraban, no querían la muerte de Maradona. Y Fidel me las abrió de corazón”, contó alguna vez el astro del fútbol argentino y mundial.

De los encuentros entre Maradona y Fidel Castro participó en otra ocasión el presidente venezolano Hugo Chávez, otro de los amigos de Diego.

Fuente: Por Redacción Gente – noviembre 25, 2020

Cuando Charly García le escribió una carta a Maradona: “recordá que sos un genio y que todos te aman”

Escrito por AM 750el 25 noviembre, 2020

Vale Delgado contó en Que vuelvan las Ideas acerca de la carta de puño y letra que Charly García le escribió a Diego Maradona.

Hace un tiempo atrás, Charly y Maradona se habían cruzado y dejado pendiente un encuentro que, en el contexto actual de pandemia, no pudo concretarse.

Finalmente, el representante de Diego, Matías Morla, tuvo recientemente un contacto con Charly y contó, en un vivo en la red social Instagram con Moria Casan, que el músico le escribió y envió una carta al “Diez”.

La carta

Querido amigo: yo pasé por internaciones en las que gasté dos o tres años de mi vida, en clínicas, escuchando a psicólogos que niegan a “gente diferente”. Es imposible que entiendan a “gente diferente”.

Te doy un consejo: seguirlos es una absurda estupidez y recordá que sos un genio y que todos te aman. Contá conmigo. Charly.

Fuente: Publicado por AM750

ETIQUETADO COMO:CHARLY GARCÍA DIEGO MARADONA

Murió Diego Maradona: el mensaje del Indio Solari

El artista le dedicó su particular mensaje al mejor jugador de todos los tiempos, tras conocerse su muerte.

25 DE NOVIEMBRE, 2020 | 15.11

El cantante y músico Carlos “Indio” Solari lamentó en sus redes sociales la muerte de Diego Armando Maradona, tras sufrir un paro cardíaco en horas del mediodía. Fue una de las distintas expresiones que se conocieron luego de que se hizo pública la noticia.

El fallecimiento de Maradona conmovió al mundo y diversas personalidades expresaron su dolor ante la partida del gran ídolo argentino. Uno de ellos fue otra de las leyendas nacionales, el Indio Solari, quien fiel a su estilo dejó un mensaje corto y particular sobre la lamentable noticia.

El intérprete publicó en su página de Instagram solo AY DIEGO...

Fuente: El destape 25/11/2020

De Calamaro a Sabina, diez canciones inspiradas en Maradona

Madrid. El propio Maradona se atrevió a grabar una canción con Pimpinela en 1986, “Querida madre”, pero sobre todo el futbolista inspiró a rockeros latinos, desde Andrés Calamaro a Charly García o Manu Chao, que le declararon su amor y su pasión por sus hazañas en el campo y en la vida.

Estas son algunas de las más conocidas:

1.- “LA MANO DE DIOS”, RODRIGO. 2000

Todo un himno maradoniano, es la más coreada en los estadios. La popularizó Rodrigo Alejandro Bueno, más conocido como Rodrigo o El Potro, un mito de la canción que revolucionó el género del cuarteto y que falleció prematuramente, a los 27 años, en un accidente de coche en el año 2000.

Compuesta por Alejandro Romero y publicada ese mismo año 2000, el título alude al controvertido gol de mano que Maradona marcó a Inglaterra y que llevó a Argentina a los cuartos de final del Mundial de 1986, que luego ganaría. La canción narra la historia de su vida y su ascenso a la grandeza.

2.- “SANTA MARADONA”, MANO NEGRA. 1994

Incluida en el álbum Casa Babylon de Mano Negra, la banda contestaria por excelencia liderada por Manu Chao, que cantaba en francés una letra y un ritmo machacones inspiradas en el Mundial del 90 en el que se echaba de menos al astro argentino. “Santa Maradona, ruega por nosotros”, decía.

3.- “LA VIDA ES UNA TÓMBOLA”, MANU CHAO. 2007

Ya en solitario Manu Chao volvió a demostrar su pasión por Maradona con esta canción incluida en su disco La Radiolina.

“Si yo fuera Maradona, viviría como él. Si yo fuera Maradona, frente a cualquier portería. Si yo fuera Maradona nunca me equivocaría. Si yo fuera Maradona perdido en cualquier lugar”, cantaba.

4.- “MARADO”, LOS PIOJOS. 1996

Pasando del ritmo del tango al del rock, una de las bandas argentinas más populares de los 90, Los Piojos, publicaron esta canción en 1996 en su álbum “3er arco”.

“Cae del cielo brillante balón. Toda la gente y todo el mundo ve una revancha redonda en su pie. Todo el país con él corriendo va. Caen las tropas de su majestad, y cae el norte de la Italia rica Y el papa dando vueltas no se explica, muerde la lengua de Joao Havelange”.

5.- “MARADONA”, ANDRÉS CALAMARO. 1999

Amigos desde hace años Andrés Calamaro le dedicó a Maradona este tema que posiblemente sea el más conocido para los amantes del pop, incluido en el álbum “Honestidad brutal”, de 1999, en la cima de la popularidad del cantante argentino.

“Maradona no es una persona cualquiera, es un hombre pegado a una pelota de cuero, tiene el don celestial de tratar muy bien al balón, es un guerrero, es un ángel y se le ven las alas heridas, es la Biblia junto al calefón, tiene un guante blanco calzado en el pie, del lado del corazón”.

6.- “MARADONA BLUES”, CHARLY GARCÍA. 2000

Alberto García Moreno, más conocido como Charly García -el rockero argentino por excelencia-, y Maradona también eran amigos desde hace décadas y recientemente le envió una carta de ánimo por su estado de salud.

“Yo ya no existo sin pasado, entre la oscuridad y la luz, yo sé que existo en otro lado, yo ya perdí el autobús, como en el Maradona blues”, decía la canción, que interpretó junto a Claudio Gabis y publicada en un álbum de éste en el año 2000.

7.- “PARA SIEMPRE DIEGO”, LOS RATONES PARANOICOS. 2001

Los Ratones Paranoicos editaron un minialbum con tres versiones de esta canción, una de ellas cantada junto a Calamaro y otra en versión karaoke.

Compuesta en homenaje tras su retirada del fútbol profesional, decía: “Quisiera ver al Diego para siempre gambeteando por toda la eternidad, es verdad que el Diego es lo más grande que hay, es nuestra religión, nuestra identidad, quiero siga jugando para toda la gente”.

8.- “DIEGUITOS Y MAFALDAS”, JOAQUÍN SABINA. 1999

Incluida en el álbum “19 días y 500 noches”, Sabina habla de un mujer llamada Paula con la que iba a la cancha del Boca “dibujando Dieguitos y Mafaldas”.

“De González Catán, en colectivo, a la cancha de Boca, por Laguna va soñando, hoy ganamos el partido”, dice la letra.

9-. “Y DALE ALEGRÍA A MI CORAZÓN”. FITO PÁEZ. 1990

No lo menciona explícitamente en la letra, pero Fito Paéz dedicó esta canción, que también interpretó Mercedes Sosa, a Maradona.

“Y dale alegría, alegría a mi corazón Es lo único que te pido al menos hoy Y dale alegría, alegría a mi corazón Afuera se irán la pena y el dolor”.

10.- “YO TE SIGO”, CALZONES ROTOS. 1996

Esta banda argentina de ska seguía a todas partes con su corazón al futbolista como dejaron patente en esta canción incluida en su álbum “Aconcagua”.

“Siempre yo te sigo a todas partes, a veces yo no puedo pero quiero, agradezco la alegría que me das. Siempre yo te sigo a todas partes, a veces yo no puedo aunque lo deseo, pero yo te quiero de verdad”.

Fuente: HOY Musica – España – 25/11/2020

Fuente: Pagina 12/La otra Mirada DEPORTES

26 de noviembre de 2020

Opinión -Argentino y mundial hasta la muerte

Por Mario Wainfeld

Se fue, su cuerpo no resistió más. Diego Armando Maradona no era inmortal pero sí resiliente. Había que escuchar este miércoles (seguirán varios días) los mensajes de oyentes a las radios, evocando días dichosos, hablando de amor, diciendo adiós a un ser querido. No despedían solamente a un gambeteador eximio, al ejecutor refinado de tiros libres, al tipo que desafiaba a la ley de gravedad corriendo en paralelo a la línea de gol y pateando al arco sin perfil contra Bélgica en México. Le agradecen y retribuyen las felicidades y el modo de compromiso chúcaro que ejercitó. Lo quieren porque las muchedumbres saben cuándo se las amó. Lo enaltecen quienes formaron equipos con él o colegas de otras generaciones porque supo manejarse como una suerte de Secretario General sin cartera del gremio de los jugadores.

Quienes lo lloran conocen su saga personal, sus adicciones, el modo en que tramitó el beneficio-castigo de ser Diego Armando Maradona, acaso la persona más conocida del mundo. Pero no lo lapidan lo que es justo. Demasiada carga ser Maradona todo el tiempo. ¿Cuántos millones de personas lo habrán tocado? preguntaba Miguel Rep. ¿Cómo se sobrelleva eso, en especial cuando ya no se puede entrar a la cancha, romperla, jugar el juego que mejor sabía y más le gustaba?

**

El mejor gol se lo hizo a los ingleses. El mejor pase gol se lo dio a Caniggia jugando contra Brasil. Un deportista o un luchador tienen el tamaño de sus contrincantes. El consumó sus obras maestras contra los inventores del fútbol y contra los rivales de la región, los pentacampeones. Sabía escoger.

En la cancha era generoso, solidario, abanderado. Minga de tirarse al piso exagerando un foul o inventándolo. Al contrario, conmueve la clásica imagen de Diego tocado por un rival de atrás, trastabillando, comprometiendo todo su cuerpo para no caer, levantarse, empujarse con el torso (usted perdone si parece loco pero era así) rehabilitarse, reperfilarse, encarar. Metamorfosear los tropiezos en gambetas.

**

Esta columna evitará debates tentadores pero rozará algunos. Por ejemplo, la comparación con Pelé. O Rei se consagró en una época diferente, con menos presión en la marca, tiempo para recibir la pelota y mirar… y juego muy brusco. Un crack. Un mal deportista, a veces: mala leche, violento, lastimó o fracturó a algunos jugadores (como el argentino Mesiano en 1964) muy a propósito. Diego era leal por antonomasia, buen deportista en sustancia: quería jugar a la pelota, siempre. Aun después del retiro, cuando era DT intermitente. Cuando iba a una universidad británica y hacía jueguito con una moneda. Un cuarto de hora glorioso para un penique.

**

Diego, un genio con la pelota, líder de grupo, referente para su equipo y emisor de señales en la sociedad. Un polemista de primera, un antecesor de los tuits. Autor de frases redondas, breves, epigramáticas, ora conmovedoras, ora provocativas, puntiagudas a menudo. Con un poder de síntesis envidiable, toda la picardía de un reo de barrio, un ingenio único. “Me cortaron las piernas”, “se le escapó la tortuga”, “la pelota no se mancha”, “le dicen sanguchito porque siempre está al lado de la torta”. Y también transgrediendo la corrección política, “la tenés adentro”. 

Comunicador lujoso e implacable porque tenía ideas, una velocidad superior a muchos comunicadores de postín: repentizar al aire, contestaba de volea. Conocía lo primero que debe saberse para opinar: elegir amigos, amores, oponentes, enemigos.

Vaya como digresión, se lució conduciendo un programa masivo de tevé, una tarea por demás compleja. Transmitía en varios formatos, los goles el supremo… pero vaya si descollaba en otros.

***

Plebeyo de nacimiento y anticagador visceral, se llenaba la boca con su barrio, su casa, sus viejos. Tampoco debatiremos si es pertinente o distorsivo o patriotero cantar los himnos antes de los partidos. Pero la escena en la final de Italia con tanto tano del norte chiflando y Diego puteándolos a viva voz, sosteniéndose apenas sobre un tobillo masacrado, sugiere que el patriotismo aflora en momentos inopinados. La Vulgata deportiva exalta cómo cantan el himno los Pumas (elogiables al mango) pero ese logro queda segundo en el podio. Diego en Roma superó todo, era su costumbre.

**

Morocho, onda chueco y retacón, saltó a la misma altura que el Shilton, el arquero  (que le llevaría una cabeza), cuando metió el gol con la mano. ¿Cuál fue el mejor gol a los ingleses? ¿El de la mano? ¿El de la gambeta interminable, superando como postes a los gringos que le salían de a uno en fondo como en una vieja película del Far West o de karate? Los códigos de estilo aconsejan enaltecer el dribbling, deplorar la picardía llamándola trampa. Y bué. Este cronista mociona que Maradona fue todo eso junto, las dos pepas y la impagable expresión “la mano de Dios” que dejaría patitieso a cualquier fiscal del planeta. Para confesión no basta. Para buen entendedor, un guiño. Les ganamos, qué le vas a hacer, aceptame una ironía, venga un abrazo, te doy mi camiseta.

Ya que estamos: sobran fiscales en estas pampas, sobran buchones premiados (a los que se apoda “arrepentidos”), ofende dignidades una funcionaria porteña que incita a las familias a buchonear maestros. Sobraron en vida de Diego fiscales mediáticos que cuestionaron desmesuras, descuidos, vaivenes tremendos de la vida privada. Que gastó mucha guita cuando se casó, que fue promiscuo o infiel, que los amigos, que los entornos. Agreden, intrusan, comunicadores que no saben conjugar verbos regulares y cobran fortunas. Fisgones que hablaban de autopsias, de averiguar “qué pasó” mientras gentes del común se dedicaban a consolarse, a amucharse, a preguntarse “¿te acordás de cuándo..?” La despedida la darán los nadies, la gente de a pie, será nutrida y pasional. No hace falta ser adivino para predecirlo.

De cebollita a campeón, se bebió la vida a velocidad imparable. Alguna vez caminó despacio de la mano de aquella enfermera yanqui. La asió acaso con candidez, se fue yendo a su cadalso. Había jugado dos partidos formidables en ese Mundial. En el primero, contra Grecia, metió un golazo y lo festejó con un rugido ante una cámara de tevé. Otro cortometraje sobre la vida de Diego.

Existieron en tiempos remotos ídolos deportivos surgidos desde abajo, burlones, provocadores. El Mono Gatica, Oscar Bonavena. Pícaros, mal entretenidos, cachafaces. No rayaron tan alto en sus actividades ni fueron tan agudos en sus epigramas.

Dador de alegrías, creador de escenas preciosas, inspirador de decenas de canciones populares, protagonista clavado de películas de surtido pelaje, Maradona se va dejando llorosos a los argentinos, desolados a sus compañeros. La gente sale a las calles de Nápoles o de la Argentina porque se les fue un cachito lindo de la existencia. Un don reservado a tan pocos.

Este cronista lo vio jugar la final del torneo Evita en los ‘70, debutar en la Selección, gozó de su juego en el Mundial juvenil de Japón, deliró en México, lo padeció en Boca-River. Disfrutó de sus intervenciones, su desparpajo…  Refractario a valerse del verbo “sentir” en sus notas, se rectifica hoy: siente la pérdida, el momento del adiós. Termina esta columna para irse rajando a ver tevé, los goles que conoce de memoria, las jugadas que podría dibujar si tuviera destreza. Sabe que lo va a extrañar y que, también en eso, es (nada más ni nada menos) uno más entre millones de personas de todo el planeta.

2 comentarios sobre “Las repercusiones y recuerdos por el fallecimiento de Diego Armando Maradona. “El otro Diego”…

  1. Voy a contradecirte por la razón de que pones a tod@s en la misma bolsa; haciendo tu lo mismo que sucede en tu país…No habrás leído mi anterior, que decía concretamente “hombre controvertido, si los hubo. Pero debemos reconocer que se fue el mas grande futbolista de todos los tiempos”. También a ambos, cabria preguntarnos cual es la razón por la que la política utiliza para bien o mal a personajes como Maradona. Un cálido saludo,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s