Lecciones de la novela El Padrino de Mario Puzo

Excelente entrada con una observación muy personal y particular de Don Vito Corleone, un verdadero padrino que gozaba de que le besaran su anillo como respetuoso reconocimiento a su autoridad. En la actualidad son más los mafiosos que están fuera de la clandestinidad y sin embargo, sus códigos nada tienen que ver con el personaje nacido en Corleone, Sicilia. Excelente tu narrativa. Un abrazo.

Realismo Antimágico

El padrino es la biblia del poder, el Bhagavad Gita de la hombría; Don Vito, mesías entre los sicilianos, enseña que las reglas del poder favorecen a aquellos que logran actuar desde la calma y reflexión. Buda entre indomables anárquicos, paradigma de la palabra respeto.
Don Vito no existe, es un ideal creado por Puzo que sirve como modelo para la máxima aspiración de todo hombre: vivir bajo sus propias reglas y no ser dominado por nadie.
El padrino entiende que el poder es lo primordial, y que la amistad y el respeto son vehículos necesarios para ello; el ego y las emociones solo enturbian el viaje. Todos quieren ser como el Don porque él no quiere ser como nadie. Busca el beneficio, la oportunidad en cada situación; la razón y modestia son sus armas, la fuerza y violencia son la última opción, pero si ha de usarse, debe ser…

Ver la entrada original 465 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s