Una palabra por 30 días.

HOY: Dulce PALABRAS: 126

Me resulta normal sentirme conmovido, al recordar mi infancia y adolescencia, generalmente esas etapas gratas de la vida, las que me regalaron un mundo de ilusiones, como también poder crecer en un sentido marco de igualdad, ya que a la escuela pública iban tanto el hijo de un médico, como el de un obrero.


Cuando mi madre, avisaba que vendría de visita la tía Amalia, en realidad tía de mi padre y tía abuela para nosotros. Directora de escuela ya jubilada, llegaba a casa elegantemente vestida siempre con algo en alguna bolsa, para merendar. La tarta dulce era la buscada por mis hermanas mayores. Yo “ojeaba” ; por si había traído el leberwurst; parecido al paté, que me resultaba un manjar al untarlo en el pan “francés”.

Un comentario sobre “Una palabra por 30 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s