Una palabra por 30 días.

Hoy: Nunca       Palabras: 200

Fui corriendo y llevándolo en mis brazos; acompañado por Laura y los niños, con gran preocupación. Nunca me había sentido tan desconsolado, como en ese momento.

Como un segundo de distracción, puede llevarnos a lastimar a alguien que amamos. Al llegar; lo atendieron rápidamente, le sacaron unas radiografias y comprobaron que solo había sido un leve aplastamiento, sin fractura alguna. Solo analgesicos, además de frío para disminuir la inflamación.

Su llanto recorrió cada pasillo y rincón de esa clínica, que a su vez me fue provocando una de las grandes heridas, que en mi alma aún guardo.

De vuelta al hotel; a las pocas horas Manuel ya era el de siempre, corriendo por los pasillos y preguntando por todo aquello que le resultaba desconocido.

¿Será como dicen; que cada niño tiene la protección de su Ángel de la Guarda, que lo alienta además para su rápida recuperación? 

En la capital salteña; estaba programada una visita al Museo de Arqueología de Alta Montaña, que alberga artefactos incas y momias.

Entre estas; los niños de Llullaillaco, uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes, el cual databa de hace más de 500 años., durante el apogeo inca. 

La Doncella, la Niña del Rayo, el Niño y cada uno de estos objetos ceremoniales son resguardados en el Museo de Arqueología de Alta Montaña – Descubiertos en el año 1999, a 6.700 mts. de altura.

3 comentarios sobre “Una palabra por 30 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s