Historia: la niña que inspiró una obra maestra y vivió para odiarla.

Espero queridos lectores y a la vez amigos, que no se incomoden al escribir por un tiempo y por motivos que no tiene sentido explicar, que escriba sobre noticias que recibo y nada de mi autoría personal. Los buenos momentos volverán y seguramente los aburrirá, entristecerá o les sacaré una sonrisa con mis letras. Mil disculpas…y les envío abrazos totales, además de una más que buena vida.

 

Alice Liddell inspiró a Lewis Carroll a escribir Alicia en el país de las maravillas, pero su relación con el escritor y su obra se fue agriando con los años.

Lewis Carroll, cuyo nombre real era Charles Dodgson, fue el autor de un célebre libro hace más de 150 años atrás que dejó una marca indeleble en la literatura mundial, Alicia en el país de las maravillas. Aquella historia, que inspiró una secuela y decenas de adaptaciones fílmicas y teatrales, tuvo una musa inspiradora: una niña llamada Alice Liddell.

Alice Liddell, retratada en esta imagen por Charles Dodgson, fue quien inspiró al autor a escribir Alicia en el país de las maravillas.

Lewis Carroll, cuyo nombre real era Charles Dodgson, fue el autor de un célebre libro hace más de 150 años atrás que dejó una marca indeleble en la literatura mundial, Alicia en el país de las maravillas. Aquella historia, que inspiró una secuela y decenas de adaptaciones fílmicas y teatrales, tuvo una musa inspiradora: una niña llamada Alice Liddell.

Alice Pleasance Liddell nació el 4 de mayo de 1852 en Westminster, Inglaterra, y fue la cuarta hija de 10 hermanos del matrimonio entre el académico Henry Liddell y Lorina Reeve, hija menor de terratenientes vinculados a la nobleza. Poco después de su nacimiento, la familia debió mudarse a Oxford por la carrera del padre, que fue nombrado decano del College de Christ Church.

Este fue uno de los retratos que Dodgson realizó sobre Alice Liddell.ste fue uno de los retratos que Dodgson realizó sobre Alice Liddel

En esa universidad trabajaba como profesor de matemáticas Charles Lutwidge Dodgson, que más adelante adoptó el seudónimo Lewis Carroll. Desde pequeños, Alice y sus hermanos eran arrastrados por sus padres a exclusivos eventos con el objetivo de que se codearan con miembros de la alta sociedad.

Sin embargo, como se relata en el diario de Dodgson, las más pequeñas de la familia amaban realizar viajes y travesías campestres en los alrededores de Oxford, buscando nuevas aventuras. En uno de estos viajes, nació la inspiración para el primer boceto del emblemático libro.

En esta imagen, Dodgson retrató a los hermanos Alice, Ina, Harry y Edith -National Portrait Gallery

El vínculo con Carroll

Dodgson era un aficionado a la fotografía y solía acompañar a la familia Liddell a las aventuras por las afueras de la ciudad, donde aprovechaba para tomar retratos que luego les regalaba.

Charles Dodgson, generó un vínculo muy estrecho con Henry Liddell y su familia

Charles Dodgson, generó un vínculo muy estrecho con Henry Liddell y su familia

El profesor quedó fascinado con las tres pequeñas hermanas porque eran muy fotogénicas. En sus recorridos, les contaba cuentos de fantasía que, con el tiempo, empezaron a tener una protagonista excluyente: Alice.

El 4 de julio de 1862, Carroll y las tres niñas emprendieron una nueva travesía por el río Támesis con el objetivo de llegar a Godstow, que quedaba a cuatro kilómetros de su hogar.

Como era costumbre, las niñas le pidieron que les narrara alguna de sus historias pero, a diferencia de las ocasiones anteriores, Alice le pidió que escribiera un cuento para ella. Al retornar a Christ Church, las chicas se dirigieron a su casa, mientras que Dodgson trazó las líneas iniciales de lo que se convertiría en Alicia en el país de las maravillas.

Según sus diarios, Dodgson emprendió un viaje en tren esa misma noche y, durante el trayecto, escribió las primeras páginas de su obra maestra. Mientras avanzaba en la redacción, se lo mostró a varios amigos y colegas, entre ellos el escritor George MacDonald. Según contó él mismo en su diario, todos ellos lo instaron a publicarlo en reiteradas oportunidades.

Por eso, desde hace algunos años, todos los 4 de julio los entusiastas de Lewis Carroll celebran el Día de Alicia.

Retrato de las hermanas Alice, Edith e Ina -National Portrait Gallery, London

El ocaso de la relación

Carroll tardó casi dos años y medio en completar su historia. Según relata la página web The Lewis Carroll Society, el autor culminó ese boceto el 10 de febrero de 1863 con sus propias ilustraciones y lo llamó Alice’s Adventures Under Ground (Las aventuras de Alicia bajo tierra).

Finalmente, en la Navidad de 1863 se lo regaló a Alice. Pero la relación entre el flamante escritor y los Liddell ya se había quebrado.

Lewis Carroll le regaló a Alice el manuscrito con el nombre de "Las aventuras de Alicia bajo tierra"

Lewis Carroll le regaló a Alice el manuscrito con el nombre de “Las aventuras de Alicia bajo tierra”

BRITISH LIBRARY

Karoline Leach, autora de In the Shadow of the Dreamchild: A New Understanding of Lewis Carroll (A la sombra del niño de los sueños: un nuevo entendimiento de Lewis Carroll), señala que el malestar se debió a un supuesto romance entre Dodgson con la institutriz de los niños y con Lorina, la mayor de las hermanas.

De esta manera, tras recibir el obsequio en la Navidad de 1963, Alice fue la primera lectora del manuscrito que se publicaría en julio de 1865, con ilustraciones de John Tenniel. A diferencia del original, el libro recibió el nombre de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas y Dodgson utilizó seudónimo de Lewis Carroll.

Dodgson murió el 14 de enero de 1898 por una neumonía a causa de la influenza. Wikipedia.

Con el paso del tiempo, la relación se fue desvaneciendo aunque el autor y Alice se reencontraron en varias ocasiones posteriores. Según relata su diario, en 1870, Alice fue a su estudio acompañadas por su madre, donde el escritor les realizó los últimos retratos fotográficos. Además, el profesor y la protagonista de su obra se escribieron en reiteradas oportunidades hasta 1892 que fue la última carta que se halló entre ellos.

Dodgson murió el 14 de enero de 1898 por una neumonía a causa de la influenza, en el pueblo de Guildford, Inglaterra. Su funeral se llevó a cabo en la iglesia de Santa María y su cuerpo fue enterrado en el cementerio de esa ciudad.

Por su parte, Alice formó una familia con Reginald Gervis Hargreaves, un estudiante de Christ Churh e hijo de una familia poderosa, y se casaron en la Abadía de Westminster. Tuvieron tres hijos, dos de los cuales murieron combatiendo en la Primera Guerra Mundial.

Lewis Carroll no solo escribió a mano el libro sino que hizo él mismo los dibujos para Alice

Lewis Carroll no solo escribió a mano el libro sino que hizo él mismo los dibujos para Alice – BRITISH LIBRARY

El manuscrito original que Carroll le regaló a la pequeña niña fue adquirido por un empresario de Estados Unidos llamado Eldridge R. Johnson, quien lo donó a la Biblioteca del Museo Británico después de la Segunda Guerra.

El 16 de noviembre de 1934, Alice Liddel falleció en el pueblo de Westerham a los 82 años por causas naturales. En sus últimos años, le confesó a una de sus hermanas que estaba harta de ser constantemente asociada al libro.

“Me estoy cansando de ser Alicia en el país de las maravillas -sostuvo-. ¿Suena ingrato? Lo es”.

FUENTE: La Nación – LyfeStyle – Cultura – Literatura -Por Simón de Aduriz

Un comentario sobre “Historia: la niña que inspiró una obra maestra y vivió para odiarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s