¿Demasiados interrogantes? – Parte II

Así se veían los denisovanos, el extraño grupo de homínidos que se cruzó con nuestros antepasados hace 50.000 años.

GENTILEZA: MAAYAN HAREL

Se cree que los denisovanos se extinguieron hace 50.000 años.

Su rostro ha vuelto a tomar forma después de 50.000 años.

Un equipo de investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén realizó la primera reconstrucción facial de un grupo de homínidos que fue descubierto hace poco más de una década y que es conocido como los denisovanos.

Desde que los primeros restos de este grupo que se cruzó con nuestros antepasados fue descubierto en 2008, una de las grandes preguntas que intrigaron a los expertos era cómo era su apariencia física.

Ahora, tras realizar un estudio genético del grupo, los investigadores pudieron determinar algunas características anatómicas de nuestros parientes y realizar un diseño de su cabeza y cara mediante programas informáticos.

¿Quiénes eran los denisovanos?

Hace unos 100.000 años había varios grupos diferentes de humanos, incluidos los humanos modernos, los neandertales y los denisovanos.

GETTY IMAGES – Hace 100.000 años convivieron diferentes grupos de humanos.

“En muchos sentidos, los denisovanos se parecían a los neandertales, pero en algunos rasgos se parecían a nosotros y en otros eran únicos”, cuenta el profesor Liran Carmel, investigador de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Se cree que los denisovanos se asentaron en Siberia y en el este de Asia.

Los científicos han encontrado evidencia de que vivían a gran altura en el Tíbet, transmitiendo un gen que ayuda a las personas modernas a hacer frente a elevaciones similares.

Todavía no se sabe por qué desaparecieron.

GENTILEZA: MAAYAN HAREL

Los denisovanos tienen rasgos comunes con los humanos modernos y los neandertales.

Solo llamaron la atención del mundo después de que los arqueólogos investigaron algunos restos en una cueva en Siberia hace poco más de una década.

Hasta ahora, los únicos restos de denisovanos descubiertos son tres dientes, un hueso meñique y una mandíbula inferior.

Según los estudios, alrededor del 5% de los ancestros de las personas de Oceanía pueden remontarse hasta los denisovanos.

¿Qué nos dicen las nuevas reconstrucciones?

Las reconstrucciones, basadas en complejos análisis de ADN de denisovanos, neandertales, chimpancés y humanos, muestran que el cráneo de este homínido era probablemente más ancho que el nuestro o el de los neandertales.

También parece que no tenían mentón.

Los expertos estiman que muchos rasgos de los denisovanos son similares a los de los neandertales, incluida la frente inclinada, la cara larga y la pelvis grande.

También otras características que son únicas entre los humanos, como un gran arco dental.

El profesor Carmel le dijo a la BBC que estaba encantado de descubrir que algunas de sus predicciones habían sido confirmadas por el descubrimiento de una mandíbula de denisovano.

“Cuando se reportó el hallazgo del hueso de la mandíbula estábamos muy emocionados de ver cómo coincidía. Fue una especie de confirmación independiente de nuestro método”, afirmó.

Las reconstrucciones fueron solo el comienzo de la investigación sobre los denisovanos, adelantó el profesor Carmel.

“Eran humanos muy similares a nosotros, por lo que señalar las diferencias entre nosotros es fundamental para comprender qué nos hace humanos y qué pudo habernos llevado a la forma en que nos adaptamos al mundo”, dijo.

El curioso hallazgo de la primera humana fruto del encuentro sexual entre dos especies distintas: una neandertal y un denisovano.

B VIOLA, MPI-EVA

Cueva denisova en Siberia: la escena de un antiguo encuentro.

Hace mucho tiempo, dos humanos de diferentes especies se conocieron en una cueva en Rusia.

Y cerca de 50.000 años después, un grupo de científicos descubrió a la hija que tuvieron juntos.

Por medio del ADN extraído de los fragmentos de hueso hallados en la cueva, se logró determinar que la niña era hija de una madre neandertal y un padre denisovano.

El hallazgo, publicado en la revista Nature, ofrece una nueva perspectiva sobre las vidas de nuestros parientes humanos más cercanos.

Los neandertales y los denisovanos eran humanos como nosotros, pero pertenecían a distintas especies.

“Sabíamos de estudios anteriores que los neandertales y los denisovanos debieron tener hijos en ocasiones”, dijo Viviane Slon, investigadora del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (MPI-EVA) de Leipzig, en Alemania.

“Pero nunca imaginé que seríamos tan afortunados como para encontrar a un descendiente de ambos grupos”.

¿Todos somos parte neandertal?

En la actualidad, los humanos que no son africanos tienen en su ADN una pequeña porción que proviene de los neandertales.

Algunas otras poblaciones no africanas, dependiendo de en dónde viven, también tienen en su ADN una fracción que proviene de un grupo originario de Asia conocido como denisovanos.

Excavaciones en la cueva.

GENTILEZA: B VIOLA, MPI-EVA

Estudios anteriores demuestran que los neandertales y los denisovanos debieron tener hijos en ocasiones. Esta excavación encontró evidencia fósil de uno.

El hecho de que los genes se pasan a las siguientes generaciones demuestra que el cruce entre especies debió presentarse.

Sin embargo, el único lugar conocido en el que se ha encontrado evidencia fósil de los denisovanos y los neandertales ha sido en una cueva denisova en las montañas Altai de Siberia.

Y a menos de 20 humanos conocidos como arcaicos (aquellos pertenecientes a especies diferentes a la nuestra, Homo sapiens) se les ha secuenciado su genoma.

“De este número bastante reducido, podemos llegar a encontrar un individuo de ascendencia mixta, mitad y mitad”, comentó la doctora Slon a BBC News.

Cuando se toman en cuenta otros estudios, “empiezas a tener la imagen completa de que en toda nuestra historia evolutiva siempre se han dado cruzamientos entre los humanos”.

¿En dónde y cuándo vivieron los denisovanos y los neandertales?

Se sabe que los neandertales y los denisovanos coincidieron en la misma época en Eurasia.

Ambos grupos vivieron hasta hace 40.000 años. Los neandertales en el oeste y los denisovanos en el este.

Conforme los neandertales migraron hacia el este, se pudieron haber encontrado en ocasiones con los denisovanos y con algunos de los primeros humanos modernos.

“Puede que los neandertales y los denisovanos no tuvieran muchas oportunidades de encuentro”, comentó Svante Pääbo, director del MPI-EVA.

“Pero en las ocasiones que coincidieron, debieron haberse apareado con frecuencia, mucho más de lo que pensábamos en un inicio”.

¿Qué sabemos de la niña y su familia?

La historia de la niña se ha ido esclareciendo a partir de un fragmento de hueso que arqueólogos rusos encontraron hace varios años en la cueva denisova.

El fósil se trasladó a Leipzig para hacerle análisis genéticos.

Cueva denisova.

GENTILEZA: B. VIOLA, MPI-EVA

La cueva es el único lugar en el que se han encontrado fósiles de los neandertales y los denisovanos.

“El fragmento es parte de un hueso largo y podemos estimar que el individuo (al que pertenecía) tenía al menos 13 años de edad”, dijo Bence Viola, de la Universidad de Toronto.

Los investigadores dedujeron que la madre de la niña era más cercana genéticamente a los neandertales que vivieron en Europa occidental que a algún individuo neandertal que haya vivido antes en la cueva denisova.

Esto demuestra que los neandertales migraron entre Asia y Europa occidental y oriental, decenas de miles de años antes de que perecieran.

Los estudios genéticos también revelaron que el padre denisovano tuvo al menos un ancestro neandertal en su árbol familiar.

Quiénes eran los misteriosos homínidos de Denisova y por qué importan sus encuentros sexuales con los humanos modernos.

GETTY IMAGES

En Papúa Nueva Guinea hay pobladores cuyo ADN proviene en un 5% de ancestros denisovanos.

No se sabe qué aspecto tenían, qué comían o si poseían tecnología. De hecho, hasta hace una década ni siquiera se sabía que los denisovanos habían existido alguna vez.

Lo que es seguro es que esta especie de homínidos antiguos tuvo sexo con los humanos modernos.

De acuerdo con un estudio publicado esta semana en la revista Cell, nuestros antepasados se cruzaron y tuvieron hijos con los denisovanos en al menos dos oportunidades.

Utilizando innovadoras técnicas, investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, detectaron rastros de ADN de los homínidos de Denisova en personas que hoy en día viven en el este de Asia y en Oceanía, y descubrieron que eran distintos entre sí.

“Me sorprendió que hubiera dos grupos muy diferentes de denisovanos que aportaran ADN a los humanos modernos; no era algo que esperaba ver”, dijo Sharon Browning, autora principal del estudio y genetista de la Universidad de Washington, al sitio de noticias Live Science.

Y es que cada nuevo descubrimiento sobre estos misteriosos homínidos tiene el potencial de reescribir la historia.

¿Quiénes eran los denisovanos?

En 2008 un equipo de antropólogos descubrió un diente adulto y huesos del meñique de una niña en Denisova, una cueva en el sur de Siberia.

Este diente es uno de los pocos restos fósiles de denisovanos que se han encontrado hasta la fecha. (Foto: David Reich/Nature)

Los restos fósiles tenían 40.000 años de antigüedad y, si bien los estudios genéticos demostraron que tenían vínculos con los neandertales, tampoco se trataba de la misma especie.

Tras establecer que tenían tantas diferencias con los neandertales como con los homo sapiens, la nueva especie fue bautizada en honor al lugar de aquel primer hallazgo.

En estos 10 años apenas se encontró otro diente y restos fósiles de un dedo del pie en la misma cueva.

Pero el descubrimiento en sí ya obligó a reescribir los libros de la evolución y de las migraciones de los seres humanos.

Hasta entonces, por ejemplo, se pensaba que los neandertales y humanos modernos habían sido los únicos homínidos viviendo en Europa y Asia durante el Pleistoceno tardío.

Una figura de neandertal siendo fotografiado.

GENTILEZA: AFP

Los humanos modernos tuvieron al menos un episodio sexual con neandertales y dos con denisovanos.

No obstante, así como nuestros ancestros migraron de África por primera vez hace 60.000 años, los neandertales y denisovanos habían hecho lo propio hace entre 300.000 y 400.000 años.

“En lugar de la historia clara que solíamos utilizar para explicar la migración desde África de los humanos modernos y el reemplazo de los neandertales, ahora tenemos estas líneas entrecruzadas con más participantes y más interacciones de lo que previamente conocíamos”, dijo en su momento Richard Green, de la Universidad de California, en Santa Cruz, quien participó en el histórico descubrimiento.

Por otra parte se sabe que la rama de los denisovanos se separó de los neandertales hace unos 400.000 años y que ambos grupos lo hicieron de los homo sapiens hace 600.000 años.

Pero eso no les impidió tener encuentros sexuales entre ellos.

En tres instancias

En un comunicado de la Universidad de Washington, Browning dijo sobre su estudio: “Este hallazgo nos ofrece una comprensión más matizada de la mezcla de humanos modernos y poblaciones antiguas que ocurrió cuando los humanos emigraron de África”.

Para mí esto sugiere que los humanos modernos no eran tan diferentes de los neandertales y los denisovanos”

Sharon Browning, genetista de la Universidad de Washington, a Live Science

“Gracias al análisis de ADN, sabíamos que había al menos dos eventos de cruces: uno con neandertales y uno con denisovanos”, agregó.

Ahora los investigadores confirmaron al menos un encuentro sexual más entre humanos y denisovanos.

Los rastros de ADN denisovano del evento sucedido en Oceanía se registran sobre todo en el genoma de pobladores de Papúa Nueva Guinea, que contienen hasta 5% de estos ancestros.

El otro episodio, el que ocurrió en el este asiático, pudo observarse sobre todo en el ADN de chinos Han y Dai, además de japoneses.

Browning dijo a Live Science: “Para mí esto sugiere que los humanos modernos no eran tan diferentes de los neandertales y los denisovanos”.

FUENTE: BBC News

  • Ella Al-Shamahi
  • BBC Science Focus

Continuará….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s