¿Demasiados interrogantes? – Parte V

5 ejemplos que muestran que los neandertales no eran simples “hombres mono”

GETTY IMAGES

Los neandertales vivieron en Europa y el suroeste y centro de Asia.

Fueron descritos como criaturas brutas y tontas, como cavernícolas primitivos y hombres mono, más cercanos a los gorilas que a los humanos modernos.

Sin embargo, la reputación de los neandertales no les hace justicia.

“Eran en realidad humanos muy inteligentes y con muchos logros. No eran ‘hombres monos’. Así que es injusto para ellos que la palabra neandertal se use hoy como un insulto”, informa el Museo de Historia Natural de Reino Unido, que tiene un área dedicada al Homo neanderthalensis.

Extinguidos hace 40 mil años y reconocidos como una forma distintiva de humano hace poco más de 160 años, los neandertales fueron subestimados por la ciencia durante décadas.

Sin embargo, en los últimos años distintas investigaciones han mostrado una imagen mucho más compleja de nuestros primos lejanos.

1. Nuestros antecesores se mezclaron con ellos

Los humanos del siglo XIX y XX pudieron pensar que el neandertal era una especie muy distinta e inferior al Homo sapiens, pero entre los primeros humanos modernos hubo quienes no pensaron así.

Los neandertales y humanos no solo convivieron en Eurasia, sino que también tuvieron sexo y descendencia juntos.

Según análisis genéticos de fósiles de neandertales, los homo sapiens se aparearon repetidamente con neandertales a lo largo de decenas de miles de años.

Como consecuencia, actualmente hay personas con hasta un 2% de ADN neandertal.

Neandertal

GETTY IMAGES

Es posible que hasta el 2% de tu ADN sea neandertal.

Si bien no está claro por qué, después de sobrevivir durante 350.000 años, los neandertales desaparecieron, lo seguro es que no fue debido a una mayor habilidad cognitiva de los sapiens, como se dijo durante décadas.

Algunas de las teorías actuales afirman que no pudieron reproducirse lo suficientemente rápido, que los humanos modernos les quitaron recursos y que los infectaron con nuevas enfermedades.

También hay quienes señalan al cambio climático como un factor influyente en su desaparición.

En un experimento publicado el año pasado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Science, un grupo de investigadores reconstruyó el clima de la Europa central prehistórica mediante el análisis de estalagmitas de dos cuevas en Rumania.

Lo que descubrieron es que la región sufrió dos períodos de temperaturas extremadamente frías en la época en que las poblaciones de neandertales disminuyeron y luego desaparecieron.

En esta era del hielo, los sapiens pudieron haber sobrevivido mejor gracias a una dieta más variada, que incluía una mayor proporción de plantas y peces que la de los neandertales, que dependían más de los grandes mamíferos que murieron como consecuencia del clima.

Hombres prehistóricos cazando mamut

GETTY IMAGES

La dieta neandertal, más dependiente de los grandes mamíferos, dificultó su supervivencia.

Según Rick Potts, experto en orígenes humanos en el Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian de EE.UU., es probable que nuestra especie no fuera más astuta que los neandertales: simplemente sobrevivimos.

2. Podían cazar y matar a distancia

Según un estudio realizado por la University College of London y publicado esta semana, los neandertales crearon armas lo suficientemente avanzadas como para poder matar a distancia.

Para llegar a esta conclusión los investigadores llevaron a cabo un experimento utilizando una lanzas de madera que fueron excavadas en Schöningen, Alemania, en la década de 1990 y que se estima que tienen alrededor de 300.000 años de antigüedad.

El equipo probó el rendimiento de estas armas mediante la creación de réplicas, con las que un grupo de atletas de jabalina intentaron golpear un objetivo desde un rango de distancias.

Las lanzas podían alcanzar con precisión un objetivo de hasta 20 metros de distancia.

Lanzas neandertales.

GETTY IMAGES

La precisión que tenían los neandertales para cazar a la distancia es otra de las pruebas de la inteligencia de los neandertales.

La investigadora principal del experimento, Annemieke Milks, dijo a la BBC que este descubrimiento prueba una vez más cuán inteligentes eran los neandertales.

3. Los neandertales enterraban a sus muertos

Uno de los yacimientos neandertales más famosos es el del viejo de La Chapelle-aux-Saints, descubierto en 1908, que contiene los restos de un hombre con deformidades espinales.

Los compañeros de este neandertal le cavaron una tumba y protegieron su cuerpo de los carroñeros, según un análisis del yacimiento publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciencesen 2014.

Pero este no es el único ejemplo de un entierro neandertal.

En la cueva de Teshik-Tash (Uzbekistán) se encontró un niño neandertal enterrado y rodeado de cuernos de cabra, mientras que en Regourdou (Francia) colocaron huesos de oso alrededor de un cuerpo.

Existe un consenso científico de que nuestros parientes evolutivos más cercanos enterraron a sus muertos de forma intencional al menos durante parte de su existencia.

Cráneos neandertales

AFP

Los neandertales tenían cerebros de entre 1.200 y 1.750 centímetros cúbicos, media de 1,50 a 1,75 metros y pesaban de 64 a 82 kilos.

4. Podrían haber cuidado a sus mayores y a los inválidos

Los expertos también afirman que los neandertales tenían más empatía de la que se pensaba en un principio.

En 1957 los arqueólogos encontraron los restos de un neandertal en la cueva de Shanidar, en el Kurdistán iraquí, que presentaba múltiples lesiones.

Según un estudio realizado en 2017 por los antropólogos Erik Trinkaus de la Universidad de Washington en St. Louis y Sébastien Villotte del Centro Nacional Francés para la Investigación Científica, ese ser era sordo.

Y, pese a esta discapacidad, llegó a vivir hasta los 40 años, una edad bastante avanzada según estándares paleolíticos.

Según los antropólogos la única forma en la que pudiesen haber vivido hasta una edad tan avanzada es con ayuda de de otras personas.

El viejo de La Chapelle-aux-Saints también parece haber sido cuidado por sus compañeros.

Según el equipo de investigadores que analizó el yacimiento, sus lesiones y la falta de dientes, combinadas con la vejez, demuestran que fue atendido por la comunidad y que lo mantuvieron con vida contra todo pronóstico.

5. También eran artistas

Hace 42.000 años los neandertales ya eran capaces de formar pequeñas piezas de joyería con dientes de animales, conchas y marfil.

Cueva con arte neandertal.

GETTY IMAGES

Los neandertales fueron los primeros artistas de la historia, creando por ejemplo, figuras geométricas.

Un estudio publicado por la revista Science en 2018 afirma que incluso realizaron dibujos en cuevas en España unos 20.000 años antes de la llegada a Europa de los humanos modernos.

Realizadas con pigmento rojo, las pinturas rupestres incluyen plantillas de mano y formas geométricas.

Históricamente, las obras de arte y el pensamiento simbólico se han presentado como prueba de la superioridad cognitiva de los humanos modernos, por ser algo considerado único de nuestra especie.

“En mi opinión, este descubrimiento cierra el debate sobre los neandertales”, dijo en 2018 João Zilhão, investigador del equipo de la Universidad de Barcelona que descubrió las pinturas.

“No fueron cognitivamente distintos o menos dotados en términos de inteligencia. Son solo una variante de la humanidad que ya no existe más”.

Neandertales buceadores: el hallazgo que arroja nueva luz sobre las actividades de nuestros lejanos parientes.

GETTY IMAGES

Los nuevos hallazgos sobre los neandertales arrojan una luz diferente sobre la vida de nuestros primos lejanos.

¿Buceaban los neandertales en búsqueda de crustáceos?

Eso sugieren nuevos datos sobre nuestros “primos lejanos”, lo que se suma junto a otros hallazgos que muestran que la vieja imagen de estos seres como brutos y poco creativos es errónea.

Hasta ahora, había pocas pruebas de que los neandertales fueran nadadores.

Pero un equipo de investigadores que analizó caparazones de crustáceos hallados en una cueva en Italia dijo que algunos de ellos debieron ser recolectados del fondo marino por los neandertales.

El estudio se publicó en la revista Plos One.

Los neandertales que vivieron en Grotta dei Moscerini en la región italiana de Lacio hace unos 90.000 años convertían las conchas de los moluscos en afiladas herramientas.

Paola Villa, de la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos), y sus colegas analizaron 171 de estas herramientas, todas ellas procedentes de una especie local de molusco, Callista chione, conocido en español como almejón brillante o de sangre.

Herramientas hechas a partir de almejas

PLOS ONE

Las conchas de moluscos bivalvos se pueden usar para hacer herramientas finas y afiladas.

Las herramientas fueron excavadas por arqueólogos a finales de los años 1940.

Distintos tipos de restos

Las conchas que aparecen en la playa se pueden diferenciar de aquellas que estaban vivas cuando fueron recogidas.

Los especímenes de la playa suelen tener una apariencia opaca y están erosionados por los golpes contra las piedrecitas de la orilla, perforados por otros organismos marinos o incrustados con percebes.

La mayor parte de los especímenes hallados en Grotta dei Moscerini cumplían los criterios de restos recogidos en una playa.

Pero un cuarto de ellos tenían un exterior brillante y suave, y no mostraban señales de tal deterioro. Esto sugirió que fueron recolectados en el lecho marino mientras estaban vivos.

Conchas de Callista chione

PLOS ONE

Los neandertales usaban conchas de Callista chione para construir herramientas.

Varias profundidades

Actualmente, la Callista chione se pesca la mayoría de las veces mediante la técnica de dragado desde pequeñas embarcaciones, aunque también la recogen buceadores en aguas de la costa adriática a más de 10 metros de profundidad.

En la parte norte del Adriático, hay algunos bancos de arena donde se pueden encontrar almejas Callista a un metro de profundidad.

“Es bastante posible que los neandertales hubieran recolectado conchas a una profundidad de dos a cuatro metros”, indicó Paola Villa. “Por supuesto no tenían equipamiento de buceo”.

Exposición sobre los neandertales en un museo de Toulouse, Francia

GETTY IMAGES

Matt Pope, de la University College de Londres, que no participó en el estudio, le dijo a la BBC: “Todos podemos pensar en situaciones excepcionales en las que durante una tormenta los crustáceos son arrastrados a la playa”.

“Pero lo que sugiere que este caso va más allá de un extraño y único evento es el hecho de que se dé en más de una unidad arqueológica y que ocurra como parte de un sistema de material que es arrastrado al interior de la cueva”, añadió.

Nueva imagen de los neandertales

El hallazgo contrasta fuertemente con nuestra vieja imagen de los neandertales como seres que pasaban gran parte de su tiempo persiguiendo a grandes animales.

Se sabe que los neandertales recogían mejillones de los estuarios y pescaban en aguas poco profundas, pero hay pocas pruebas de que nadaran o bucearan.

“Ahora hay más pruebas para colocar a los neandertales en estos entornos costeros y, por momentos, haciendo uso de sus recursos, no solo como alimento sino también como material para herramientas”, señaló Pope.

El investigador explicó que, hace décadas, el método que usaban nuestros ancestros para buscar recursos servía para distinguir ejemplos tempranos de nuestra propia especie, Homo sapiens, de los neandertales.

“Ya no podemos encontrar esa diferencia”, apuntó.

Exposición sobre los neandertales en el museo del Hombre en París, Francia

GETTY IMAGES

Se solía pensar que los neandertales pasaban la mayor parte del tiempo cazando grandes animales.

“Lo bueno de esta investigación es que cubre un lugar que, en momentos determinados, con la marea alta, está justo en la costa. Puedes ver que no vivían allí en grandes cantidades por largos periodos de tiempo. Parece que hacían viajes cortos y venían equipados con materiales que podían necesitar, como algunas herramientas.

“Quizá se trate de un lugar donde acampaban según la estación del año. Quizá una de las cosas que los atraía allí eran esos moluscos, que son maravillosos para comer en el invierno cuando no hay mucha comida más a la mano”.

El año pasado, un equipo liderado por el profesor Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington en San Luis, EE.UU., publicó un documento que constataba que muchos neandertales padecían un trastorno médico conocido como “oído del surfista”.

Este trastorno se caracteriza por protuberancias óseas anormales que aparecen en el canal del oído. A menudo se da en personas que participan en deportes acuáticos en climas fríos, pero también puede aparecer simplemente por una exposición constante a un clima frío y húmedo.

Cuando se publicó aquel documento, se sugirió que los neandertales lo adquirieron por dormir en el suelo de cuevas frías y mojadas.

“El hallazgo arqueológico de Moscerini respalda la idea de una explotación frecuente de recursos acuáticos según los datos anatómicos”, concluyeron Paola Villa y sus colegas en la última investigación publicada en Plos One.

FUENTE: BBC News

Redacción

  • Paul Rincon
  • Editor de Ciencia de BBC News

Continuará: ¿Parte Final…?

La verdad; no lo puedo asegurar… La multiplidad de elementos que surgen son tan atrapantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s