Juguete de ocasiòn

La ilusión 
se desvanece,
como la niebla
a la salida del sol,
como la lluvia
tardía que cae
sesgada,
para la tierra
que clama
sedienta,
por ella.

No hay
más evidencia,
el desinterés
que en el silencio
le da significado.

Si regalas
una palabra de amor,
y debes aguardar
en vano
una respuesta,
has de saber
que aquella
la que dice quererte,
y no extrañarte
no le eres importante
dentro de su vida.

Solo cubres
sus momentos
de hastío,
en un diálogo
vacío
para cubrir
su tiempo,
pero solo
el suyo,
eres una distracción
de la cual dispone,
porque así
tu lo quieres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s