“Todo vale”

Amantes frenéticos
de día,
fieles cónyuges
de otros
en la noche
adormecida,
la que vomita
tristeza
en donde
todo da igual,
ni siquiera
mirarse
a los ojos
avergüenza.

En el poliamor 
o relación abierta,
el todo vale
se hace rutina,
el experimentar
seduce al engaño,
mientras
la luz mortecina
de un motel
de cuarta,
susurra
a sus oídos,
loca ella, loco yo.

Imagen: Katherine SantanaPinterest

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s