Perfidia

Has sabido sumar
como nadie mis errores,
pero no dudaste
en dejar de lado
todos mis aciertos,
construyendo
solo con los primeros,
un lacerante silencio
y ese sabor amargo
de humillante traición.

Llegaste 
a la vida
como yo,
al igual
que tantos
otros,
poseyendo
la nada,
y mientras
muchos nos
aferramos
el camino
del esfuerzo,
tu en cambio
cruzaste
de vereda
creyendo ingenua,
que tu cara bonita
y mohín inocente,
te daría la llave
de una felicidad,
que solo buscaste
en el bolsillo ajeno,
sorpresa fue
cuando supiste
que al hacerlo,
la hoguera ardiente
terminó con todas
tus vanidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s