El último tren.

Créeme aún
nos queda
una vida
por vivir,
quizás la mejor
de todas,
esa en que
el agua
se transforma
en almíbar.
porque se vive
con la paz
interior que
solo se logra
con los años.

Ya hemos
aprendido
más que lo
suficiente,
para comprender
que si no
nos decidimos
por dudar
del otro,
en un momento
sin percibirlo,
nos veremos
solos
en una oscura
estación de tren,
en que el último
ya ha partido.

Cada uno
solo verá
su figura
reflejada,
frente a un espejo
preguntándose,
si valió la pena
perder el
último tren.

Decídete
de una vez,
no dejes
que el miedo
te paralice,
se valiente
y solo vuelve a vivir…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s