No hay razón para detenerme.

Nuevamente la tecnología, demuestra su capacidad de volverse obsoleta en el corto plazo. Así es, que por cuarta vez en menos de un año, no puedo hacer una de las actividades que más placer me produce: escribir.

Que sea bien o mal, según los ojos del lector me importa como a cualquiera, pero como dije varias veces, no me interesa “un me gusta” dado al pasar, sin haber leído el contenido.
Uno podría tener más seguidores, pero en lo personal no es el punto.

Ya que de ser así, no podría leer el contenido de quienes escriben en esta plataforma. En mi caso; lo consideraría una falta de respeto para quien sigo.

Entonces amig@s y compañer@s de ruta, continuaré escribiendo y leyendo a través de mi móvil, por el tiempo en que mi “equipo diabólico” sea reparado.

Sepan disculpar la desprolijidad, que será evidente en mis entradas pero no tendré por el momento, otra solución.

Les mando un abrazo y el deseo de que la vida, les regale lo que esperan de ella. Eso sí,  en modo positivo y guiando a la mente siempre hacia la luz, ya que a la muy pícara si no lo hacemos, podría llevarnos hacia algún laberinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s