Lejania.

Cuán distantes
pienso que estamos,
cuando prometiste
que nos veríamos,
“te llamo
entre lunes o martes”,
dijiste convencida.

Aguarde si,
pero no ya
con ansiedad,
por no ser
la vez primera,
en que haces
lo contrario.

Te has vuelto
cada día
más etérea,
pero a pesar
que ello
atrae y seduce,
también
provoca
que mi vida
no esté
dispuesta
a tus dudas,
corriendo
el riesgo
de que el amor
que tengo
para darte,
se volatice
para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s