Islas de calor: el fenómeno que está provocando aumentos extremos de hasta 11 grados en algunas ciudades.

Como consecuencia de la mala planeación urbanística, las ciudades densamente pobladas padecen de islas de calor a lo largo del día en ciertas zonas.

Es bien sabido que, por su extensión territorial y la urbanización desmedida, la Ciudad de México tiene microclimas. Esto quiere decir que, independientemente de que se trata de una sola urbe, cada zona tiene características climatológicas diferentes: algunas alcaldías son más húmedas y frías; mientras otras son más secas y cálidas. Esta condición, aunada con la mala planeación urbana y el calentamiento global, impulsan el fenómeno conocido como islas de calor.

Mucho concreto y muy pocas áreas verdes

isla de calor

Vista de los canales de Xochimilco. Foto: Getty Images

Las islas de calor se han registrado desde hace dos siglos en las grandes ciudades. El ejemplo más claro, según destaca la corresponsal de Ciencia UNAM, Laura García, se aprecia en la alcaldía de Xochimilco, en donde quedan todavía sistemas de canales navegables extensos, dedicados a la agricultura. Las condiciones medioambientales permiten que, en la mañana, la temperatura ambiente esté en 6ºC. Un poco más al norte de la capital, sin embargo, el día empieza en 14ºC. Más al centro, puede alcanzar los 20ºC.

Esto se debe, según la doctora Elda Luyando, investigadora del grupo de Cambio Climático y Radiación Solar del Centro de Ciencias de la Atmósfera, a las las islas de calor:

“ESTE FENÓMENO SE REFIERE A LA PRESENCIA DE AIRE MÁS CALIENTE EN CIERTAS ZONAS DE CIUDAD, A DIFERENCIA DEL QUE SE ENCUENTRA EN LAS ZONAS RURALES QUE LO RODEAN”, EXPLICA LA INVESTIGADORA.

El origen de estas diferencias en temperatura es multifactorial. Sin embargo, uno de las más importantes es cuán densamente construidas están las ciudades. En el caso de la Ciudad de México, se ha identificado en zonas que tienen mucho concreto y muy pocas áreas verdes. En contraste, las alcaldías de la capital que cuentan con cuerpos de agua y parques no padecen de temperaturas tan altas a lo largo del año.

Más calor

Los materiales de construcción utilizados en las urbes, que generalmente son oscuros, absorben más energía del Sol. Con una dispersión más lenta de la radiación solar, ciertas zonas de la ciudad son más propensas a generar las islas de calor descritas por Luyando. Este efecto es lento, por lo que mantiene el aire caliente por varias horas en este tipo de colonias. Claro ejemplo de ello es el Centro Histórico de la capital que, en favor de los proyectos de edificación, sacrificó las áreas verdes que antaño florecían ahí.

Este fenómeno, por supuesto, no es exclusivo de la capital mexicana. Por el contrario, se presenta en otras ciudades densamente pobladas, que favorecieron la construcción sobre el equilibrio ecológico natural. Además de que no se presentan de manera sostenida todo el día, los cielos despejados y los días soleados favorecen que el aire caliente se mantenga sobrevolando ciertas zonas durante más tiempo.

No obstante, no todas las ciudades del mundo sufren de islas de calor. La localización geográfica y las formaciones montañosas que acompañan a las urbes inciden en que el fenómeno se presente o no. De la misma manera, destacan los investigadores de la UNAM, la planeación urbana es fundamental para que la temperatura se mantenga, dentro de lo posible, en sus límites ‘normales’.

Así es Lytton, el pueblo que la ola de calor sofocó hasta su desaparición en Canadá

Lytton

Foto: Getty Images

9 de cada 10 casas del pueblo de Lytton, en la Columbia Británica, fueron quemadas hasta los escombros a causa de la ola de calor que azota Canadá.

El 2021 ha sido un año seco en el continente americano. Particularmente para los países del norte, que se han convertido en espacios propensos a las quemas masivas de los bosques a falta de humedad en el aire. Sin precipitaciones y con temperaturas cada vez más altas, la ola de calor más reciente ha cobrado cientos de vidas en Estados Unidos y Canadá. El caso más icónico es el pueblo de Lytton, que quedó devastado en un 90 % por los incendios, el calor y la falta de recursos para combatir la crisis.

Lytton: un pueblo reducido a escombros

La crisis climática se está manifestando en Norteamérica con tasas de mortalidad cada vez más elevadas. Lytton podría convertirse en el ícono de estas consecuencias, tras haber sido devastado por los incendios provocados por la ola de calor en Canadá. 9 de cada 10 casas fueron quemadas hasta los escombros, según los reportes de los diputados locales. Ésta podría convertirse en la temporada de temperaturas más altas en la historia del país.

Lytton, sin embargo, no es el único poblado canadiense en padecer las consecuencias de este fenómeno impulsado por la actividad industrial, pero ya es el lugar más caliente en la historia de Norteamérica. En menos de un mes, los récords de altas temperaturas se han superado a sí mismos, alcanzando cerca de los 50ºC en menos de una semana.

Foto: Getty Images

En toda la Columbia Británica, se han registrado hasta hoy 486 muertes ligadas a este evento climático en un par de semanas. Con respecto a la desgracia climática que azotó el pueblo, el alcalde local, Jan Polderman, dijo a la BBC haber tenido suerte de haber salido de ahí con vida: «No quedará mucho de Lytton», se lamentó. «Había fuego por todas partes«.

Llamaradas incontenibles

Lytton

Foto: Getty Images

De acuerdo con la jefa forense local, Lisa Lapointe, muchas de las muertes fueron ocasionadas porque las personas vivían por su cuenta en casas muy poco ventiladas. Las consecuencias más severas se han apreciado, según los registros nacionales, en las zonas costeras. Año con año, sin embargo, las llamas se hacen aún más incontenibles en las regiones boscosas del país.

Las personas que tuvieron que abandonar sus hogares narran que la totalidad de Lytton quedó atrapado en llamas en tan sólo 15 minutos. El miércoles dejaron el pueblo sin sus pertenencias, y tuvieron que reubicarse a las cercanías de Vancouver con las manos vacías. Según Polderman, la gente sólo tomó a sus mascotas, sus llaves y huyó en sus autos. Nunca más volverían a abrir las puertas de sus casas, reducidas a escombros por completo.

A diferencia de años pasados, en los que se esperaban alrededor de 100 muertes por golpe de calor, el noroeste canadiense está viendo una de las peores catástrofes medioambientales de las que se tiene registro. A poco menos de una semana de la desgracia, los sobrevivientes están tratando de reportarse en las ciudades aledañas, con estados de salud deplorables y poco de lo que quedó de sus vidas pasadas.

FUENTE: National Geographic – Por Andrea Fischer

2 comentarios sobre “Islas de calor: el fenómeno que está provocando aumentos extremos de hasta 11 grados en algunas ciudades.

    1. Gracias por leer el artículo. Hay intereses más poderosos que las múltiples voluntades -como las nuestras- que se oponen a la deforestación, los incendios intencionales, los gases que generan el efecto invernadero, entre otros- pero lamentablemente, el poder esta en las mismas manos desde hace siglos. Solo una manifestación universal y pacifica -hasta tengo mis serias dudas- cambiaría en algo el camino hacia el abismo ambiental, Un cálido saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s