Hará falta un milagro?

Qué hay de cierto
en aquella
frase hecha
que dice,
“que no es
bueno que
el hombre
este solo”.


Porque
casualmente,
en mi caso
es cuando
al atardecer,
ya deje
de lado
mis rutinas,
intrincados parches
que cubren
mis silencios,
diciéndome
para convencerme
inútilmente,
que todo
siempre resulta
soportable.

Ahí me veo
como el hombre
que soy ahondando
en su interior,
preguntándome
hasta cuando
el engaño,
o bien cuando,
en qué momento
el maldito ego
se suicidará,
reconociendo
que son puras
excusas,
que quitan
de a poco
el aliento de una
realidad que es brutal.

Que debo
reconocer no
estar completo,
que me falta
ella, esa mujer
que no se
quien será,
mi complemento
en paz y armonía,
para poder vernos
compartir, disentir,
reír, enriquecernos
mutuamente,
respirando ambos
la libertad
traducida
en la confianza,
que nos ha
dado los años
vividos y sufridos.

Deberé diferencia
r
verdades relativas
que ya no son tales,
y convencerme
que dos almas
entrelazadas
en la adoración
y comprensión,
pueden y deben
hacer mucho
más que uno,
para aliviar
tanto
dolor negado y perceptible.

Gente grande,
creo escuchar
por allí,
las zonceras
me zumban
los oídos,
por lo que
hace días
que vengo
diciéndome,
“no busques
más excusas”,
es terriblemente
malo que
te encuentres solo.

Imagen: Gentileza de Pinterest – Fred Blackmith.tumblr.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s