Dejemos ir… (I)

No importa
cuando
ni donde
sea el momento
adecuado,
no puede
mentirse
lo que no
se siente,
sin lugar
a dilatar,
cuando
el paciente
está enfermo
de muerte.

Alguien me dijo
tienes templanza,
no lo se
en realidad,
sí estoy seguro
de no poder
mentirme.

Si algo se quebró
no hay culpable
sino culpables,
dejar ir representa
esa honesta
y necesaria limpieza
para las
almas
hace tiempo
atormentadas.

Imagen: Gentileza Pinterest – freepik.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s