El espectador…

Mujer madura
pese a ello cuidada,
esbelta  guardando
sus formas,
en su mirada
me regala
velado interés,
su lengua
se desliza hacia
arriba de su boca,
como si al verme
me invitara hacia
su camino sensorial.

Abre sus piernas
sutilmente,
humedece uno
de sus dedos,
me enseña
el destino
al que quiere
llegar solo
para satisfacerse,
debajo de la mesa
no hay telón,
ella misma
es la única
protagonista.

Se mueve
en su silla
mordiéndose
los labios,
sigue
mirándome,
sus mejillas
se enrojecen,
yo continuo
como silencioso
espectador,
de ese
tan deseado
orgasmo.

Me pregunto
sobre la
complejidad
del ser humano,
de fondo suena
una vieja melodía
de Joe Cocker,
lo único
que hago
es mirarla,
enviándole
una señal
de palmas,
que aplauden
por su función.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s