Se sintió liviano…(I)

Se sintió
satisfecho
por haberse
bañado bajo
una cascada
de sincericidio 
un par
de noches atrás,
cuando
conversando
con
quien fuera
su mujer
durante
larguísimo
tiempo,
se expresó
tan acelerada
como
en forma espontánea.

Al reconocerle
a ella
que era cual
cascabel
al momento
de casarse
con él,
quizás por
su menor edad
y su necesidad
de reír
en forma
a veces,
casi
compulsiva
tratando
de olvidar
tristezas pasadas.

Para él
quien le llevaba
unos años,
la seriedad
era su emblema
así como
su omnipotencia,
una forma
quizás
inconsciente
para protegerse,
de toda aquella
contrariedad
a su opinión,
que en
su boca
él proclamaba
como
la única objetiva.

El matrimonio
duró
demasiado tiempo,
más por
la paciencia
infinita de ella,
que por otra cosa,
el ego de él
hirió al amor,
luego los celos
terminaron
por asesinarlo.

3 comentarios sobre “Se sintió liviano…(I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s