A la orilla, un poema de Sully Prudhomme

Uno de los grandes representantes poéticos del parnasianismo, se convirtió, en 1901, en el primer escritor en recibir el Premio Nobel de Literatura. 

A continuación reproduzco A la orilla, un poema de Sully Prudhomme.

A la orilla, de Sully Prudhomme

Sentarse los dos a la orilla del agua que pasa

y verla pasar. Si se desliza una nube en el espacio,

verla, los dos, deslizarse.

Si en el horizonte humea un tejado de paja,

verlo humear.

Si alguna flor perfuma los alrededores,

perfumarse en ella también.

Si nos apetece algún fruto

que prueban las abejas,

probarlo.

Si en los bosques que lo escuchan,

canta algún pájaro,

escuchar.

A los pies de un sauce

donde el agua murmura,

oír el agua murmurar,

y no sentir pasar el tiempo

mientras dura ese sueño,

ni poner una pasión profunda

más que en adorarse.

No preocuparse de las mundanales querellas,

ignorarlas.

¡Y, solos, felices sin cansarse ante todo lo que cansa,

sentir, ante todo lo que pasa,

no pasar el amor!

Traducción de Max Grillo.

FUENTE: ZENDA – Autores, libros y compañía. Por Laura Di Verso/ poesía, Sully Prudhomme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s