Isla Oak: la leyenda del tesoro que ya se cobró seis víctimas y cientos de frustraciones. Parte I

Vinculada con numerosos personajes históricos, mitos y leyendas, este enclave canadiense en el Atlántico norte motivó numerosas exploraciones, textos y el célebre documental de History Channel.

Desde finales del siglo XVIII hasta la fecha, el misterio ha sido una constante en torno a la isla Oak. Seis personas han muerto y otras cientos de almas han vivido penurias intentando desenterrar un supuesto tesoro del que poco se sabe.

Ubicada en el condado de Lunenburg, sobre la costa sur de Nueva Escocia, en Canadá, la Isla Oak -o “Isla del Roble”- es una de las cientos que conforman la Bahía de Mahone. Con una superficie de 57 hectáreas y una altura máxima de 11 metros sobre el nivel del mar, encierra uno de los misterios arqueológicos más grandes de América del Norte.

El enigma involucra a personajes como el Capitán Kidd y su pozo del tesoro, o joyas de la decapitada reina de Francia, María Antonieta, o manuscritos que demostrarían que parte de la obra de William Shakespeare (1564-1616) habrían sido escritos por Francis Bacon.

También está vinculada a un joven Franklin Delano Roosevelt que, antes de convertirse en el 32° presidente de Estados Unidos, patrocina a la firma Old Gold Salvage Company y se interesó por el supuesto tesoro.

Hasta hubo historiadores que sugieren que la isla Oak está emparentada con los tesoros de los Caballeros Templarios.

Independientemente de los nombres y personajes históricos con los que se la relaciona, la leyenda de la isla Oak está ligada a las palabras “botín” y “tesoro” y, por ende, a los piratas.

Vinculada con numerosos personajes históricos, mitos y leyendas, este enclave canadiense en el Atlántico norte motivó numerosas exploraciones, textos y el célebre documental de los hermanos Lagina

Vinculada con numerosos personajes históricos, mitos y leyendas, este enclave canadiense en el Atlántico norte motivó numerosas exploraciones, textos y el célebre documental de los hermanos Lagina – YouTube History

Entre 1690 y 1730, los historiadores hablan de un período de oro para los corsarios. Muchos viajan hacia y cerca de la isla Oak por sus vastos recursos naturales y porque era el lugar ideal para esconder bienes robados.

Tres muchachos, un pozo y el comienzo del sueño

Así fue que un grupo de tres muchachos creyeron haber encontrado en la isla Oak el tesoro que, según la leyenda, había enterrado allí el escocés William Kidd, un experimentado pirata ejecutado en Londres 1701. En 1795, Daniel McGinnis, John Smith y Anthony Vaughn descubrieron un pozo con forma circular en ese lugar al que llamaron “Money Pit” (”el pozo del dinero”) y decidieron comenzar a cavar.

Entre sus esfuerzos y paladas encontraron losas sueltas, piedras y fragmentos de roble de gran tamaño. Pero la gran envergadura de esos troncos enterrados hizo que los tres jóvenes depusieran su búsqueda del supuesto tesoro millonario.

Ocho años después, la compañía Onslow emprendió viaje a la isla Oak motivados por el rumor de lo que habían iniciado McGinnis, Smith y Vaughn. Con equipamiento necesario para este tipo de tareas descendieron hasta los 28 metros. A esa profundidad, descubrieron una placa con inscripciones extrañas.

“12 metros más abajo hay 2 millones de libras enterradas”, indican los símbolos de acuerdo con una traducción de la época. No obstante, al remover la placa el agua comenzó a inundar todo y debieron salir.

Réplica de la piedra con la que se toparon uno de los primeros grupos de exploradores

Réplica de la piedra con la que se toparon uno de los primeros grupos de exploradores – OakIslandMoneyPit.Com

Gracias a la colaboración de Vaughn, la recientemente conformada Truro Company -que había incorporado a exmiembros de Onslow y otras personas respetadas en la materia- desembarcó en la isla Oak en 1845 con el anhelo y la ambición de hacerse del tesoro. Pero pese al entusiasmo inicial solo pudieron comenzar a excavar hacia 1849.

Decididos a resolver el misterio, montaron una estructura de madera sobre la que su taladro pudiese operar con mayor facilidad. Casi de modo secuencial, las capas de tierra, madera y metal se repetían a medida que descendían algunos metros.

Monedas de oro, inundaciones y muerte

Como publica Daily Choices, un buen día los miembros de la Truro Company taladran algo que parecían dos cofres que contenían monedas de oro.

El supuesto descubrimiento indicaba una cosa: que el tesoro estaba más abajo de lo que creían. Pero continuar descendiendo conllevaba un problema adicional dado que el pozo se llenaba de agua. 

Eso los llevó a la conclusión que el terreno que rodeaba a la perforación había sido creado artificialmente, como producto de una vieja represa. Si bien en un primer momento evaluaron crear una nueva represa para drenar el lugar y poder seguir excavando, la falta de fondos hizo que todo quedara en la nada.

Mapa de la isla Oak creado por Joe Nickell en 1999

Mapa de la isla Oak creado por Joe Nickell en 1999 OakIslandMoneyPit.Com

En 1861, un nuevo grupo probó suerte para intentar resolver el misterio. Autodenominados Oak Island Association, acordaron con el dueño del predio, Anthony Graves, que le entregarán un tercio de los tesoros que encontraran.

Con las ganas a flor de piel y el tiempo necesario para cumplir con su objetivo realizaron dos nuevos pozos en paralelo. La idea era llegar al botín cavando horizontalmente una vez que alcancen la profundidad deseada. Pero a muy poco de llegar al objetivo el agua inundó los dos túneles.

Desafortunadamente, el equipo experimentó una tragedia hacia el otoño boreal de ese año. Mientras intentaban drenar uno de los túneles inundados, una caldera explotó y un operador murió a raíz de las quemaduras. Varios otros resultaron heridos.

Finalmente, en 1866, la compañía renunció a sus derechos en el sitio y puso fin a una campaña costosa y accidentada.

Nuevos bríos

Mientras que las esperanzas por encontrar tesoros en la isla Oak parecían esfumarse, el hallazgo de casi 500 gramos de cobre en la superficie provocó entusiasmo. Si bien las piezas aparecieron lejos de la excavación original, algunos entusiastas creyeron que podría ser evidencia de lo que yacía enterrado.

Las distintas zonas exploradas de la isla Oak

Las distintas zonas exploradas de la isla Oak – OakIslandMoneyPit.Com

Imagen de portada: La leyenda de la isla Oak está ligada a las palabras “botín” y “tesoro” y, por ende, a los piratas (foto ilustrativa) – LA NACIÓN.

FUENTE: LA NACIÓN – Mundo – Por Diego Cioccio 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s