Bahietan (CHINA) es la presa de arco más grande del mundo y un monstruo energético para abastecer a 500.000 habitantes durante un año.

Las necesidades energéticas del ser humano están lejos de disminuir con un creciente número de población mundial y con cada vez más dispositivos y vehículos eléctricos en nuestras vidas, y esto se junta con los intentos por recurrir a fuentes de energía renovables. Y en un intento por aprovechar la energía mecánica del agua, y de paso aspirar a otro récord mundial, se pensó en el gran proyecto de la presa de Baihetan.

Como quizás hayas intuido, se trata de otra megaconstrucción de China. Y de los creadores del puente más largo del mundo y del puente de cristal mas largo del mundo, llega ahora la presa que aspira a ser la planta hidroeléctrica más grande del mundo. La otra.

Si deseas conocer mas sobre el tema; cliquea por favor en lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Un momento: esto nos suena

El proyecto de la presa de Baihetan completa, a su vez, el gran proyecto hidroeléctrico del país asiático que se inició con algo que quizás nos suene al hablar de presas enormes: la presa de las Tres Gargantas. Una estructura que, por ahora, tiene el título de la planta energética más grande del mundo.

Baihetan se empezó a construir en 2017, situándose en el río Jinsha (en el suroeste de China, un tramo superior del Yangtsé, el río más largo del país y del continente asiático). Según dijo Xi Jinping, presidente de la República de China, “Baihetan es el mayor y más complejo proyecto de energía hidroeléctrica que está actualmente en construcción del mundo”, con lo que en teoría quedaría por encima de las Tres Gargantas, aunque los cálculos la ponen por debajo en varios aspectos.

16.000 MW, 500.000 habitantes, 1 año

Imagen: China Thre Gorges Corp.

Se trata de una presa de arco de doble curvatura que llega a los 277 metros de altura, con lo que sí será al menos más alta que su monstruosa predecesora (185 metros). La elevación de cresta es de 827 metros y la longitud del arco central es de 709 metros, con un ancho de 72 metros en la base y de 13 metros en la cresta, considerándose la presa de arco más grande del mundo (con el permiso de la de Xiaowan.

Los 16.000 MW prometidos darían para dará para satisfacer la demanda energética de hasta 500.000 personas durante un año, según calculan

El objetivo es que llegue a la generación de más de 10 gigavatios, como el resto de presas del “megaproyecto” que comentábamos antes. Baihe Tan tirará de sus 16 turbinas para llegar a generar 16.000 MW, con lo que prometen que dará para satisfacer la demanda energética de hasta 500.000 personas durante un año.

​Con estos datos, en términos de capacidad de generación, sería la segunda central hidroeléctrica con mayor capacidad del mundo, precisamente después de la presa de las Tres Gargantas (22.500 MW). Quedaría por encima de la de Xiluodu (13,86 GW) y la de Wandong (aún en construcción, en teoría alcanzará los 10,2 GW).

Tras instalarse la primera de sus 16 turbinas en 2019, su construcción se dio por finalizada en junio de 2021, lo cual no es ni mucho menos mucho tiempo para una estructura así, al parecer por cierta urgencia de Xi ante el objetivo de la neutralidad de carbono en 2060. Fue dos días después, el 28 de junio, cuando empezó a generar energía (con dos de las turbinas) y se espera que en 2022 esté completamente operativa.

Y mientras tanto, el debate con las presas

Imagen: China Three Gorges Corp. vía NS

Como ocurrió con la construcción de la de las Tres Gargantas, la de Baihetan también fue criticada por los grupos de defensa medioambiental del país. El motivo: el evidente impacto ambiental en los hábitats y también en la agricultura de la zona. 

Además, hay que tener en cuenta que aunque se consideren una alternativa “más verde” a las centrales de gas y carbón, se calcula que las presas son responsables del 1,3% de las emisiones de gases invernadero que generamos la humanidad.

La prueba de que esto no frenó la envergadura del proyecto es la propia presa, que como decimos ya está acabada de construir. De hecho, aquí ya hemos visto que las viejas presas son un peligro al poder verse sobrepasadas debido (en parte) al cambio climático, y esto es algo que tampoco ha frenado el desarrollo de las grandes presas. Veremos qué ocurre en el futuro y, en cuanto a Baihetan, si cumple con sus objetivos energéticos.

Imagen de portada: Gentileza de Spanish China.org 

FUENTE: XALAKA – Por Anna Martinelli

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s