Diverticulitis en el colon: estos son los síntomas y causas.

Mayo Clinic precisa que cerca del 25 % de las personas con diverticulitis aguda desarrollan complicaciones.

Si deseas conocer más del presente tema; cliquea por favor en lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Diverticulitis en el colon: estos son los síntomas y causas 

 -“Los divertículos son bolsas abultadas y pequeñas que se pueden formar en el revestimiento del sistema digestivo”, describe Mayo Clinic, los cuales suelen encontrarse en la parte inferior del intestino grueso: el colon. Explica que los divertículos son comunes, en especial en la personas mayores de 40 años, y muy contadas veces causan problemas.

La entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación destaca que la presencia de divertículos es conocida como diverticulosis, mientras que “cuando una o más de las bolsas se inflaman, y en algunos casos se infectan, esa afección se conoce como diverticulitis”. Agrega que la diverticulitis leve puede ser tratada con reposo, cambios en la alimentación y antibióticos, y en el caso de la diverticulitis grave o recurrente, la cirugía puede ser necesaria.

Un dolor que puede ser constante y que suele sentirse en la parte inferior izquierda del abdomen o, a veces, puede ser más intenso en la parte inferior derecha del abdomen, en especial en personas de ascendencia asiática es uno de los síntomas más prominentes de la diverticulitis. Náuseas y vómitos, fiebre, sensibilidad abdominal y estreñimiento o, con menos frecuencia, diarrea, son otros de los signos y síntomas que se pueden presentar.

Mayo Clinic recomienda acudir al médico cuando la persona padezca de un dolor abdominal constante e inexplicable, sobre todo cuando esté acompañado de fiebre, estreñimiento o diarrea.

“Los divertículos se suelen desarrollar cuando lugares naturalmente débiles en tu colon ceden bajo presión. Esto hace que bolsas del tamaño de una canica sobresalgan a través de la pared del colon. La diverticulitis se produce cuando se desgarran los divertículos, lo que provoca inflamación y, en algunos casos, infección”, explica la entidad sin ánimo de lucro.

Un dolor que puede ser constante y que suele sentirse en la parte inferior izquierda del abdomen o, a veces, puede ser más intenso en la parte inferior derecha del abdomen, en especial en personas de ascendencia asiática es uno de los síntomas más prominentes de la diverticulitis. – Foto: Getty Images/iStockphoto

En ese orden de ideas, hay diferentes factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir diverticulitis, descritos por Mayo Clinic. En primer lugar menciona que la incidencia de la diverticulitis aumenta con la edad, además, el sobrepeso y la obesidad son otras aristas que pueden aumentar las posibilidades de desarrollar esta afección.

Al igual que con otro gran número de enfermedades, el tabaquismo incrementa el riesgo. Al respecto, la entidad sin ánimo de lucro menciona que las personas que fuman cigarrillos son más propensas a experimentar diverticulitis que quienes no fuman. Sumado a lo anterior, la falta de ejercicio también es otro factor, de hecho se ha encontrado que el “ejercicio intenso parece reducir tu riesgo de diverticulitis”, señala.

Una dieta baja en fibra combinada con un alto consumo de grasa animal parece aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad, aunque la entidad aclara que el papel de la baja fibra por sí sola no está claro del todo. Por último, hay algunos medicamentos que se han asociado con un mayor riesgo de padecer diverticulitis, entre los que se destacan “los esteroides, los opiáceos y los antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve)”.

Mayo Clinic precisa que cerca del 25 % de las personas con diverticulitis aguda desarrollan complicaciones, que pueden incluir: un absceso, que se produce cuando se acumula pus en las bolsas; una obstrucción en el intestino causada por tejido cicatricial; un conducto anómalo (fístula) entre las secciones de los intestinos, o entre los intestinos y otros órganos; o peritonitis, que puede producirse si una bolsa infectada o inflamada se rompe y derrama contenidos intestinales en la cavidad abdominal. La peritonitis es una emergencia médica que requiere atención inmediata.

La entidad sin ánimo de lucro enumera una serie de consejos que pueden ayudar a prevenir el desarrollo de la diverticulitis, descritos a continuación:

1. Hacer ejercicio con regularidad: El ejercicio favorece el funcionamiento normal del intestino y reduce la presión dentro del colon. Las personas deben tratar de ejercitarse al menos 30 minutos la mayoría de los días.

2. Ingerir más fibra: Una alimentación con alto contenido de fibra disminuye el riesgo de diverticulitis. Los alimentos con alto contenido de fibras, como las frutas y las verduras frescas, y los granos integrales, ablandan los desechos y ayudan a acelerar el movimiento a través del colon. Comer semillas y nueces no está asociado con el desarrollo de diverticulitis.

3. Beber mucho líquido: La fibra actúa absorbiendo el agua y así aumenta la cantidad de materia fecal suave y abultada en el colon. Sin embargo, si no se consume demasiado líquido para reemplazar lo que se absorbe, la fibra puede producir estreñimiento.

4. Evitar fumar: Fumar está asociado con un mayor riesgo de padecer diverticulitis.

Imagen de portada: Gentileza de Getty Images/iStockphoto

FUENTE RESPONSABLE: SEMANA/CLINICA MAYO

Colon/Colon irritable/Enfermedades

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s