Filosofía de la longevidad: cómo aprender a vivir los años de más.

Recuerda que si deseas profundizar más sobre este artículo; debes cliquear sobre lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

«No me siento viejo en absoluto, excepto cuando me afeito y me veo en el espejo», decía Keith Richards. Os hablaré de un libro que enseña a vivir los años extra que dan los nuevos tiempos

Soy dermatólogo y me dedico a tratar enfermedades de la piel como el cáncer de piel, pero también realizo técnicas de dermatología estética; es decir, intento ayudar a los pacientes a verse de la edad de la que se sienten utilizando los avances de la dermatología moderna. 

Por mi profesión, y por mi edad, soy sensible a todo lo que se publica sobre el envejecimiento. Es un área fascinante, y cada vez hay más estudios y publicaciones que tratan sobre cómo prevenirlo y, sobre todo, cómo manejarlo. Desgraciadamente, lo que se ha prolongado es la vida que vivimos en nuestra madurez y vejez Este verano he leído el maravilloso libro ‘Un instante eterno. Filosofía de la longevidad’ (Ed. Siruela Biblioteca de Ensayo). Este libro destaca que los avances científicos han provocado un alargamiento sustancial del tiempo que vivimos –uno de cada dos niños que nazca hoy llegará a los 100 años–. Pero desgraciadamente lo que se ha prolongado es la vida que vivimos en nuestra madurez y vejez.

 “Es la vejez lo que se prolonga, no la vida”, dice el prestigioso filósofo francés Pascal Bruckner. 

El autor en su libro nos enseña cómo vivir ese ‘veranillo’ de la vida a la que nos enfrentamos los que nos acercamos a los 60 años, edad en la que no somos ni jóvenes ni viejos.

Renacer después de los 50

Pascal propone renacer a la vida a partir de los 50, y renunciar a la resignación viviendo esos años con las pasiones encendidas llenando nuestras vidas de proyectos. El secreto de una vejez feliz, según el autor, está “en cultivar todas las pasiones, todas las capacidades hasta bien avanzada la vida, en no abandonar nunca ningún placer ni ninguna curiosidad, en lanzarse a retos imposibles, en continuar hasta el último día amando, trabajando, viajando, y permanecer abierto al mundo y a los demás”. Brillante.

Foto: iStock.

Foto: iStock.

Hoy, las personas de más de 50 años somos más del 30% de la población mundial, y nos enfrentamos a la supremacía de la juventud. 

Por ello este libro es “una lucha por permanecer en la luz y no caer en la categoría de los invisibles”. Cuando tienes menos de 30 años crees que la vida es infinita. Pero, a partir de los 40, una pregunta que nos hacen frecuentemente en la consulta los pacientes es cómo pueden ralentizar el envejecimiento. 

Nuestra respuesta siempre se basa en lo que realmente ha demostrado la ciencia: valorar lo que comemos, mantener una actividad física, cuidar las conexiones mente/cuerpo, potenciar las relaciones personales con los demás, manejar bien el estrés, mantener el peso adecuado y alimentar adecuadamente nuestro espíritu. 

El refranero español lo resume perfectamente: “Poco plato, mucho trato y mucho zapato..

Cuando veo personas que envejecen bien, todas tienen algo en común: siguen activos social o laboralmente. 

Bruckner destaca que “el fin obligatorio del trabajo a partir de los 60 años nos sumerge en la maldición del ocio absoluto como forma de vida, como si poblaciones enteras de cabezas canosas volvieran a sumergirse en el mundo infantil de los parques de atracciones». 

El autor se rebela contra eso, y no puedo estar más de acuerdo. Y demuestra que en el arte, la literatura y el cine puede haber una vejez prodigiosa, sin decadencia, como la tuvieron Goya, Beethoven, Picasso, Casals, Clint Eastwood…

La mejor edad

Según ‘The Economist’, la edad más propicia para sentirse feliz es la de los 70 años, gracias a la despreocupación y el buen humor frente al estrés que nos aporta el paso de los años. 

En este sentido, el autor de ‘Filosofía de la longevidad’ desmitifica algunos aspectos de la juventud: “La juventud posee belleza, dinamismo y curiosidad, pero es la edad mimética, la que, a tientas, tropieza y sucumbe a las modas y a las ideologías”. También habla de la nobleza en el envejecimiento: “Hay ancianos hermosos y magníficos. Son los aristócratas del tiempo”.

Es un libro que no paras de subrayar. Los que tenemos más de 50 años debemos tomar nota de muchas de estas reflexiones de Pascal y ponerlas en práctica. 

Vivir con intensidad sin renunciar a nuestras pasiones estos años de más que nos regalan los nuevos tiempos es una condición fundamental para envejecer mejor. 

El libro también da muy buenos consejos que los médicos podemos recomendar a nuestros pacientes para conseguir que envejezcan con elegancia y discreción y sin resignación. ‘Filosofía de la longevidad’ es una reflexión sabia, profunda y optimista sobre las infinitas posibilidades que nos ofrece esa vida ‘extra’ de los nuevos tiempos. Al final se trata de morir joven lo más tarde posible.

Imagen de portada: Gentileza de ALIMENTE+

FUENTE RESPONSABLE: ALIMENTE + Por el Dr. Ricardo Ruiz Rodriguez

Filosofía del envejecimiento/Vivir mejor/Salud

2 comentarios sobre “Filosofía de la longevidad: cómo aprender a vivir los años de más.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s