Delirio

Dime
como no puedo
amarte sin ser ello
tan agobiante
y tortuoso,
al recordar cada paso
junto a esa bella
compañía
de esta vida mía.

Tu perfume,
tu sonrisa,
los siento
aún presentes,
me conmueven
como si algún
alucinógeno,
me produjera
recordar momentos
como la tibieza
de nuestro lecho
de fieles amantes.

Y así
en un grito
comienzo
a llamarte
hasta el delirio,
pero he aquí
que solo retorna
el silencio
más espantoso,
tan desconocido
qué desnudo
me siento
en alma y cuerpo,
al volver mi
vaga conciencia,
me doy cuenta
que ya jamás,
volveré a tenerte.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s