Mulata adorable…

Llovizna tenue 

en esta tarde 

donde te espero

como siempre,

con una flor

para regalarte,

para ponerla 

entre tu pelo

renegrido 

y rebelde,

como su dueña.

Pero con una

sonrisa tuya,

de regalo

recibo el cielo,

por ello no 

me quejo,

de tus salidas

extravagantes,

como si solo

fueras tu

y el mundo

en que habitas.

A veces

ante 

mí refunfuñó,

te acurrucas 

en mi

como pidiendo

disculpas, 

ronroneando

como una 

fiel mascota,

lúcida eres

para saber

cómo manejar

a tu hombre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s