Simplemente MUJER

Ardiente deseo
provocas
a cada paso,
tu falda
se levanta
con la
leve brisa,
vergonzosa
la sujetas
con tus manos.

Tarde calurosa
acera adoquinada,
mesas con sombrillas
saboreando el frío
líquido que refresca,
no puedo ni quiero
dejar de seguirte
con mi mirada.

Te das cuenta,
me miras
y levantó la copa
junto a un guiño,
te ríes pero
haces un no
con tu índice.

No puedo
dejarte ir
bella muchacha,
dejó el dinero
sobre rústica mesa,
me levanto
apuro el paso
para alcanzarte.

Ahí sí
te detienes,
en ese
simple acto
me diste
a conocer,
que si
debo seducirte,
no eres
mujer ligera,
de cualquier
patán
deseoso
y vulgar,
exiges
que quien sea
te trate
con ternura
y respeto,
no eres
un objeto,
solo
una mujer
hermosa,
que se siente
una igual.

Eres
de aquellas,
a las cuales
me adhiero
como si fuera
una etiqueta,
por tu fortaleza
al poner las cosas
en su lugar
desde el comienzo.
Bravo! Me encanta!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s