Los nadadores. Parte 1/2

Cuando la coalición de guepardos machos de Tano Bora saltó al furioso río Talek en Masái Mara, Kenia, Buddhilini de Soyza, autor de esta instantánea, temió por su vida. 

La lluvia incesante, posiblemente relacionada con el cambio climático, había causado en enero de 2020 las peores inundaciones que los ancianos locales recordaban en la región. Los guepardos son, aunque no entusiastas, buenos nadadores, y con la perspectiva de más presas al otro lado del río, estaban determinados a cambiar de orilla.

El fotógrafo los siguió durante horas desde el lado opuesto mientras buscaban un punto de paso. Los guepardos machos son en su mayoría solitarios, pero a veces se quedan con sus hermanos o se unen a otros machos sin parentesco.

El Tano Bora -palabras Masai que significan cinco magníficos- es una coalición inusualmente grande la cual se cree conformada por dos parejas de hermanos y un macho que se unió posteriormente. 

«En un par de ocasiones el guepardo líder vadeó el río para regresar», cuenta De Souza. Los tramos más tranquilos, aquellos con tal vez con un mayor riesgo de encontrar cocodrilos al acecho, fueron rechazados. «De repente, el líder saltó», continúa. 

«Tres de ellos le siguieron inmediatamente, hasta que finalmente se sumó el quinto». De Souza los vio ser arrastrados por los torrentes, con sus rostros haciendo muecas. Contra sus expectativas y para su alivio, los cinco lograron la gesta. Emergieron a la orilla contraria a unos 100 metros río abajo y se dirigieron directamente a cazar.

Si deseas conocer mas sobre esta entrada; cliquea por favor en donde se encuentra escrito en «negrita». Muchas gracias.

Esta fotografía forma parte de una preselección de fotos elogiadas en el prestigioso certamen de fotografía de naturaleza Wildlife Photographer of the Year, organizado por el Museo de Historia Natural de Londres, y cuyos ganadores se darán a conocer el próximo 12 de octubre de 2021.

Guepardos al límite

Son los grandes felinos más vulnerables del mundo, pero luchan como ninguno por la supervivencia.

1 / 5

Acinonyx jubatus venaticus

Una cámara oculta capta una imagen fugaz de un guepardo asiático, Acinonyx jubatus venaticus. Solo quedan unas pocas decenas de estos animales en un rincón apartado de Irán. La población mundial de guepardos ha retrocedido bruscamente de unos 100.000 ejemplares en 1900 a menos de 10.000 en la actualidad. 

www.lanting.com Foto: Frans Lanting

2 / 5

Obstáculos y más obstáculos

Una cría casi adulta de guepardo se abre paso entre un laberinto de furgonetas de safari en la reserva Nacional masai mara de Kenya. El turismo, los leones y la ganadería en expansión son otros tantos obstáculos para que estos felinos crezcan en la sabana africana. La tasa de mortalidad entre las crías puede llegar al 95 %.

www.lanting.com  – Foto: Frans Lanting

3 / 5

Koshki

Rescatado de manos de un furtivo cuando era un cachorro, Koshki, de cinco años, creció en una reserva del nordeste de Irán. Es uno de los dos únicos guepardos asiáticos que viven en cautividad. La gruesa cresta de pelo del lomo, necesaria para soportar el crudo invierno de las estepas del centro de Irán, distingue a esta subespecie del guepardo africano.

www.lanting.com – Foto: Frans Lanting

4 / 5

«Supermadres»

Una joven madre a la que los investigadores llaman Etta recorre con la vista el Serengeti, atenta a cualquier posible señal de peligro, mientras sus cuatro cachorros de 12 semanas juegan a luchar. Un estudio de larga duración ha descubierto que la mayoría de los cachorros de este lugar son criados por un reducido número de guepardos «supermadres». 

www.lanting.com – Foto: Frans Lanting

5 / 5

Malas perspectivas

Un guepardo macho adopta una postura vigilante en lo alto de una higuera de la Reserva Nacional Masai Mara, en Kenya. Sus perspectivas son poco alentadoras. tímido y huidizo por naturaleza, y necesitado de vastos espacios para vivir y cazar, el corredor más veloz del planeta ve amenazada su supervivencia.

www.lanting.com – Foto: Frans Lanting

La expectación se palpa en la multitud. Los dedos se crispan sobre los prismáticos. Las cámaras enfocan, listas para disparar. 

Nada menos que 11 furgonetas de safari, atestadas de turistas y erizadas de teleobjetivos, se concentran cerca de una acacia solitaria en el Parque Nacional del Serengeti, en Tanzania. 

Imagen de portada: Gentileza de Buddhilini de Soyza / Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC Septiembre 2021

Animales/Guepardos/Caza furtiva/Alto riesgo de Extinción/Sociedad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s