Estoy perdido…

Ni siquiera
mis letras ya,
me sirven
de consuelo,
me han dejado
de ayudarme
a alejarte
de mi mente.

Siempre
te encuentras
en mis pensamientos,
tanto te he amado
que no puedo
ni deseo
reemplazarte
por nadie,
porque nadie
podrá
provocar
en mi
la emoción
que viví
tanto tiempo
junto a ti.

Me he
transformado,
a semejanza
del árbol
que lucha
contra el viento
en medio
del amplio campo,
y con su soledad,
resiste al tiempo
de pie
al estar
convencido
que aún
con este amargo
sabor a soledad,
el sabio silencio
me dará
esa pequeña luz
que un hombre
necesita,
para volver
a ponerse de pie
y no morir
en ese intento.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s