No al dolor, si hay amor…

Para que
quejarme
si en este
instante
el dolor
lacerante
en mi
roto cuerpo.
me impide
caminar
ni siquiera
cien metros,

Cada paso
es como
un latigazo
que resulta
sorpresivo
y se lanza
contra mi
traicionero
sin aviso,
como
si deseara
que el dolor
fuera
mas intenso
cada día.

Pero debo
afirmar que
los dolores
del cuerpo,
son menores
a los sufridos
por mi golpeado
corazón,
que añora
tiempos de aquellos
regados por
efímeros momentos
plenos de felicidad
e instantes
de amor intenso.

He sido feliz
al amar
y ser amado,
como bien
dice Fito,
no se puede
vivir
sin amor,
entonces
recurro
a esas letras,
para hacerle
burla al dolor,
dirigiendo
mi mente
a lo mas
sublime
de nuestra
corta vida,
amar
a quienes
supieron regalarme
momentos únicos
de alegría,
esas bocanadas
de aire puro,
que barren
con cualquier
dolor.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s