Vacío

Llueve hace días
como si el cielo
supiera de
mi desaliento,
aun van cayendo
gruesas gotas
acompasando
la letanía
del atardecer
y las flores
resignadas
se van
marchitando,
tal cual
mi esperanza,
por lo que
ya no sera
ni hoy,
ni mañana,
no hay tiempo
se me ha
escurrido
la vida
en la
vorágine
de alcanzar
lo efímero,
lo perecedero,
sin darme
cuenta
que me
olvide
de dejar
una simple
huella,
solo para
que alguien
me recuerde,
como aquel
que amo
pero no supo
mantener vivo
sublime
sentimiento,
para estar
hoy completo,
no solo acompañado
por el abrumador
silencio,
que solo
me trae
recuerdos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s