5 poemas de Fabio Morábito

Fabio Morábito (1955) vive en la Ciudad de México y ha escrito, con este, cinco libros de poesía, género que ha alternado meticulosamente con el cuento. 

Nacido en Alejandría, de padres italianos, ha escrito toda su obra en español, a pesar de ser el italiano su idioma materno. Su poesía y su narrativa han sido traducidas a varias lenguas y lo han hecho acreedor de varios premios, el último de los cuales ha sido el prestigioso Roger Caillois, que se le concedió en Francia en 2018, en reconocimiento de su obra.

En uno de los poemas de este libro, Fabio Morábito confiesa que no sabe qué arteria debe tomar para salir de la Ciudad de México y llegar a Puebla, que está a solo dos horas de camino. 

Él ya ha estado en Puebla (¿quién no ha estado en Puebla?, pregunta), pero ignora cómo llegar ahí. Porque Morábito, como escribió alguien, «no necesita salir de lo común para, levantando curiosa y cuidadosamente una piedra o un frasco, dejar sueltos los demonios de un mundo raro, en el que ningún supuesto o dogma afianzado deja de resentirse y de crujir amenazadoramente».

Zenda adelanta cinco poemas de A cada cual su cielo (Visor Libros).

***

¿Qué importa más: un diente o un poema?

¿Es peor perder un buen poema o perder un diente?

¿Aceptarías perder un diente

por cada buen poema que escribes?

¿Llevarías tan lejos tu amor por los poemas?

Imagina el estado de tu boca,

engullendo sin sabor, casi sin masticar,

la comida,

y no poder besar ni reír.

Pero es más deprimente que escribas

como un desdentado,

con versos que no muerden.

Como los dientes, que trabajan en común

pero duelen solos,

que no haya una palabra de tus versos

que no sepa a lo que escribas,

ni un verso que, escogido a ciegas,

no venga apalabrado.

***

Hay árboles que nacen para bosque

y otros que son un bosque sin saberlo.

El árbol ignora el bosque

y el bosque tal vez ignora el árbol,

lo único que sabemos es la raíz que escarba

y la rama que también escarba,

una en su cielo de barro,

la otra en su cielo de nube.

La vida es escarbar y a cada cual su cielo.

***

No ayudamos a mi madre a mudarse.

La veo sentada,

rodeada de los bultos que juntó,

esperando a sus dos hijos,

mientras los hombres de la mudanza

se llevan sus cajas.

Así se ha vaciado,

como cajas de una mudanza, su cabeza,

y ahora no se acuerda

que tuvo que mudarse sola,

al lado del chófer y apretada

entre los hombres

que olían a sudor.

Mi hermano y yo no iremos al cielo,

nos mudaremos rodeados de cajas

con mi madre,

nos mudaremos con todas las madres

rodeadas de bultos,

hasta el final de todas las cajas del mundo.

***

Te cambias el anillo de dedo

como recordatorio de algún pendiente,

un truco de tu abuela

que rara vez funciona en ti,

que al tocarte el anillo ya no sabes

lo que te propusiste recordar.

La vida se te escapa por los dedos

y el viaje de tu anillo no lo impide.

Yo que no llevo anillos

y debo recordarlo todo,

sin darme el lujo de un olvido,

odio mis manos huérfanas de ancestros,

manos de advenedizo o de ladrón,

y se me va la vida

en busca del anillo que no tuve,

la argolla inseparable de mis dedos.

¡Ser como tú,

que llegas tarde a tus recuerdos,

cuando el pendiente se deshizo,

y vuelves a ceñir tu mano como estaba,

reacomodando el universo!

***

Soy la última persona,

el último hablante de un idioma, el mío,

que pende enteramente de mi lengua,

todo un acervo de palabras

que va a caer en el olvido

el día que me despida de mi aliento,

mi lengua que hablo a solas y que olvido

porque dejó de ser idioma y es solo acervo.

Muchas de sus palabras ya están muertas

porque no volveré a decirlas,

y aunque las diga, todo lo que diga,

por no tener a nadie que me entienda,

es un invento mío, pese a que se parezca

en todo a las palabras que aprendí de niño,

y a veces me pregunto si no somos todos

los últimos hablantes de lo que decimos.

—————————————

Imagen de portada: Zenda. Autores, libros y cía. 

FUENTE RESPONSABLE: Zenda. Arturo Peréz-Reverte. Por Laura Di Verso

Sociedad y Cultura/Literatura/Poesía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s