El viaje, tu decisión

Te fuiste de viaje
con tres amigas,
dijiste sin sonrojarte
que necesitabas
cambiar de aire,
que el pegoteo
te estaba secando
el amor de a poco.

No dije nada,
no llamaste
por tres días,
no contestaste
mis mensajes,
creí oportuno
no asfixiarte
pensando
en la razón
de tu viaje.

Entendí
que necesitas
tiempo de reflexión,
de ordenar
tu interior en paz,
para tomar
esa decisión
que podrá
resultarte difícil.

Pero es mejor así,
a veces darse
un tiempo,
aunque el resultado
pueda ser doloroso,
es mejor
que continuar mintiendo
una vida en común.

Igual, te seguiré
amando
como aquel primer día,
y si vuelves
mis brazos
estarán esperandote,
de ello no dudes.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s