¿Recuerdas?

Todo comenzó
cuando cruzamos
nuestras miradas,
así vi tus ojos
de hermoso
color miel,
que como espadas
atravesaron
mi corazón.

Tu boca perfecta
delineada
con unos labios
como pintados
para una donna,
inicio de por si
en mi, una derrota
silenciosa
porque crei
estar frente
a una Diosa,
en un mundo
tan poco amable.

Solo unas
palabras
bastaron
para darnos
cuenta,
ese era
el momento
que ambos
esperábamos,
llegado
por estar
en el lugar
y momento
indicado.

Desde ese instante
sin embargo
a nuestro
primer beso,
paso un tiempo,
por tu empeño
en hacerme ver
de que nadie
iria de paso
asi porque sí
por tu vida.

Ingenuo pretendí
acortar
la distancia,
pero te
mantuviste
firme en
ese, tu espacio
de lo que hoy
estoy agradecido,
todo se hizo
tan transparente
y fuerte,
que amarrados
ahora nos amamos
desde el alma,
aun cuando el tren
que nos lleva
al destino final
haga escala
en la estación
de la eternidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s