UN MISTERIOSO GRUPO DE HOMÍNIDOS PODRÍA CAMBIAR TODO LO QUE SABEMOS DE LA EVOLUCIÓN DE NUESTRA ESPECIE.

Un estudio polémico sugiere que los primeros homínidos no sólo estuvieron en África: podrían tener ascendencia venida desde Eurasia.

Por décadas, se creyó que los seres humanos sencillamente salimos de África en algún momento de la historia. Éste se piensa como el momento decisivo en el que empezó la migración hacia otras partes del mundo. Sin embargo, parece ser que el árbol genealógico de nuestra especie no es tan lineal como se pensaba. Por el contrario, si bien es cierto que los orígenes de la humanidad se pueden rastrear al continente africano, podría ser que los primeros homínidos también tuvieran ascendencia venida de Eurasia.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor adonde está escrito en “negrita”.

Esta teoría viene de una serie de huesos humanos encontrados en una cueva de Bacho Kiro, en Bulgaria. A partir de los estudios genéticos realizados en los restos, los científicos de las universidades de Padua y Bolonia (Italia) sugieren una respuesta a este vuelco en la historia natural de la humanidad.

Un nuevo eje en la evolución humana.

NIKOLAY DOYCHINOV / AFP

En la actualidad, Bulgaria es un Estado independiente al sureste de Europa. Parece ser que esconde secretos de los primeros pasos del ser humano sobre la Tierra. Específicamente, en el yacimiento arqueológico de la cueva de Bacho Kiro, encontrado en el siglo XIX por exploradores europeos.

Por décadas, se pensó que los orígenes de nuestra especie podían rastrearse únicamente al continente africano. Eventualmente, siguiendo esta lógica, por los movimientos migratorios de los homínidos, se mezclaron con otras especies primitivas en Eurasia. Aunque es cierto que los registros más antiguos de la humanidad están ahí, podría ser que África no albergó los únicos seres humanos primigenios.

NIKOLAY DOYCHINOV / AFP

Según la datación que realizaron los arqueólogos búlgaros, publicada en Genome Biology and Evolution, los huesos encontrados en Bacho Kiro tienen 45 mil años de antigüedad. Esto los convierte en los restos humanos más antiguos en Europa, según reporta Science Alert, correspondientes al Paleolítico superior:

«Al tomar en cuenta los registros arqueológicos, podemos decir que descendieron de una comunidad más grande en una pausa de 15,000 años en sus viajes hacia el este», explica el corresponsal de ciencia Mike McRae para el medio.

De encontrar más información sobre ellos, aseguran los arqueólogos italianos, podría ser que estos restos pertenecen a una «especie de trampolín entre un futuro en Asia y un pasado en Europa«. Y lo que es más, podrían haber sido un eje entre las poblaciones africanas que se expandieron hacia otras partes del mundo.

Buscando más evidencia genética

NIKOLAY DOYCHINOV / AFP

Esta conclusión se obtuvo de la evidencia genética recopilada de los huesos humanos en Bulgaria. Si bien es cierto que otros primos lejanos de los primeros homínidos se aventuraron a Eurasia mucho antes que los seres humanos, ninguno de ellos superó las pruebas evolutivas a las que se enfrentaron.

Podría ser que este grupo de homínidos con ascendencia en Eurasia sean producto de estas mezclas entre especies. Así lo explica el arqueólogo alemán Max Planck, del Instituto de Antropología Evolutiva:

«[Los individuos estaban] más estrechamente relacionados con las poblaciones antiguas y actuales en el este de Asia y las Américas que con las poblaciones posteriores de Eurasia occidental», escribe el autor en Nature.

Por ello, este grupo de homínidos produjo individuos con ascendencia venida de Eurasia. Este hallazgo cuestiona la manera en la que entendemos la migración humana desde África hasta otros puntos del planeta, o si realmente fue así. «Aquellos que se ramificaron en Asia prosperaron», explican los autores en el estudio. Sus rastros genéticos quedaron impresos, incluso, en los homínidos más antiguos que se han encontrado en África.

El cráneo del ‘Hombre Dragón’ podría cambiar todo lo que sabemos sobre el árbol evolutivo de nuestra especie.

hombre dragón

Ilustración: Chuang Zhao

De confirmarse, el hallazgo del ‘Hombre Dragón’ en China modificará la historia sobre el camino evolutivo de la humanidad y nuestros parientes más cercanos.

Hasta ahora, el homínido más cercano a los seres humanos inequívocamente era el Neandertal. Sin embargo, el descubrimiento de un cráneo enorme en las cercanías del río Songhua, en China, podría desmantelar para siempre esta concepción mundialmente aceptada. Datado de hace 146 mil años, podría ser el linaje hermano del Homo Sapiens. Así de importante es el descubrimiento de los restos del ‘Hombre Dragón’.

¿Una nueve especie de homínidos?

Foto: Detalle del material donado por The Natural History Museum

Se conoce como ‘esquema filogenético‘ a una representación en forma de raíces que ilustra las relaciones evolutivas entre diferentes especies. Visto de otra manera, es una especie de árbol genealógico, que organiza a las generaciones de especies que tienen una ascendencia común. En el caso de los seres humanos, el pariente más cercano históricamente era el Neandertal. Podría ser que esta concepción estuviera errada de inicio.

La investigación está siendo liderada por el profesor Qiang Ji, de la Universidad GEO de Hebei. Los hallazgos son tan significativos para la historia evolutiva de la humanidad, que fueron publicados en la revista científica The Innovation. A partir de este cráneo, los cimientos del entendimiento de la evolución humana podrían cambiar para siempre.

Según Ji, los descubrimientos del cráneo del ‘Hombre Dragón’ podrían modificar las concepciones que tenemos con respecto al origen de nuestra especie. Después de ser catalogado como ‘Homo’, los investigadores a su cargo determinaron que ésta podría ser «una pieza nueva y notable en el rompecabezas de la evolución humana, un fósil que continuará agregando información importante durante muchos años».

Un posible cambio de paradigma

Imagen: Natural History Museum

Ya se sabía que hace aproximadamente 100 mil años, diversas especies de homínidos coexistían entre Asia, Europa y África. Entre ellos, figuraron el Homo sapiens, los neandertales (Homo neanderthalensis) y otros ‘primos cercanos’. Sin embargo, nunca se había registrado la presencia del ‘Hombre Dragón’, por lo que no había aparecido en el árbol evolutivo humano.

Con la transición de las poblaciones y los cambios en el medio ambiente, muchas de estas especies se perdieron para siempre. La ciencia no ha podido estudiarlas porque no ha habido evidencia suficiente. Sin embargo, este cráneo arroja nueva luz sobre las formas de vida humanas primitivas en el planeta.

El cráneo revela una capacidad cerebral notable, que cabe en el rango de los seres humanos contemporáneos y los neandertales. Esto da pie a que los científicos consideren que podría ser un pariente aún más cercano a nosotros que otras especies de homínidos. De confirmarse, podría romper con toda la información disponible con respecto a nuestra propia historia natural.

Imagen de portada: AL INTERIOR DE LA CUENCA BACHO KIRO, AL CENTRO DE BULGARIA / CRÉDITO: NIKOLAY DOYCHINOV / AFP

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. Por Andrea Fischer. Junio 2021 ACTUALIZADO Abril 2022.

Ciencia/Antropología/Investigación/Evolución humana

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s