¡Vayamos de una vez!

Transitamos
esta vida,
sin avizorar
muchas veces,
hacia donde
nos dirigimos.

Me muero
por caminar
contigo
de la mano
hacia el rojo
final de la tarde,
pero tu
ni te lo
debes imaginar.

Tu zona
de confort,
tan arraigada
esta,
que no te rebelas
haciendo
algo disparatado,
que cambie
en un segundo
esa rancia rutina.

Si como dices
ya no
tienes edad
para conmoverte
por eso
que llamo
amor sublime,
que harás
cuando reflexiones
como los años
han pasado.

Y lo mas triste
que de ello
pienso y deseo
que no
sea así,
es que puedas
arrepentirte
preguntándote,
porque no
aceptaste
mi propuesta
de vivir.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s