Dime que si…

Me contestaste
cuando
te escribí
diciéndote
que tenía ganas
de darte
un fuerte abrazo,
que ello
te conmovió
y te resulto
muy fuerte.

Cerramos
el intercambio,
y te reitere
de vernos
a lo que
respondiste,
dale…estamos
en contacto.

No es la
primera vez
que un encuentro
en un interrogante
solo queda,
no deseo ser
fastidioso,
pero si
me necesitas,
llámame,
si me extrañas
es porque
mi ausencia
te consume,
así como
yo no me atrevo
a decirte
que estas aquí
cuando
no estas.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s