Te leo…

Te leo cada vez
que deslizas
tus letras
sumergidas
en tristezas
sin tiempo,
quizás pidiendo
que alguien
te auxilie,
que te enseñe
a volver a ser,
aquella que eras
antes de que
te engañaran,
y obligarte
a no creer
nuevamente.

Es una verdadera
pena que no quepa
alguna posibilidad
para nosotros,
porque no creo
en imposibles,
es demasiada
la distancia
que nos separa,
como para
acercarme a vos
e invitarte
a tomar un café
y escucharte
solo en silencio.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s